El nuevo presidente de Paraguay anuncia que tiene mucho en común con Zapatero

El ex obispo Lugo, suspendido en enero por el Vaticano, confía en una salida pactada

22.04.2008 | 00:00

Asunción

El ex obispo Fernando Lugo, ganador el domingo de las elecciones presidenciales de Paraguay, declaró ayer su afinidad con el presidente Rodríguez Zapatero, informó «Efe». Tras su victoria, Lugo afirmó, al referirse a los vínculos con España: «Creo que con el presidente, el Gobierno y el pueblo tenemos muchísimas cosas en común».

Agregó el ex obispo -suspendido «a divinis» por El Vaticano- que «valoramos muchísimo lo que el Gobierno español hace con los inmigrantes paraguayos, una cantidad enorme, significativa, que pocas veces se ha dado en la historia paraguaya». En los últimos años han emigrado a España más de 110.000 paraguayos.

La victoria de Lugo, que pone fin a más de 60 años de gobiernos del Partido Colorado, no ha sido comentada por El Vaticano, que le suspendió en enero tras haber solicitado regresar al estado de laico. Lugo afirmó ayer que confía en una salida de consenso a su castigo.

Enlaces recomendados: Premios Cine