Quinta cumbre entre América Latina y la UE
 

Zapatero y Chávez hablan por primera vez desde el «¿por qué no te callas?» del Rey

El PP reclama al Presidente un discurso más firme ante los líderes de izquierda latinoamericanos. El cónclave pide ayudas inmediatas contra la crisis alimentaria

17.05.2008 | 03:13

Lima

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente venezolano, Hugo Chávez, se saludaron dos veces ayer en Lima, en la sala del Museo de la Nación, minutos antes de que comenzara la Cumbre de la Unión Europea, Caribe y América Latina.

Primero, Chávez pasó ante el estrado junto al que estaba, de pie, Zapatero, y ambos se estrecharon brevemente la mano, a la vez que intercambiaban sonrisas y palabras de cortesía. Minutos después, Chávez, de camino hacia su sitio, pasó junto al que ocupaba, ya sentado Zapatero, y repitió el ceremonial del saludo, con nuevo apretón de manos incluido.

Se trata de la primera vez en que ambos mandatarios se dirigen la palabra desde el incidente suscitado a raíz de que el Rey pidiese a Chávez que se callase en Santiago de Chile, durante la última Cumbre Iberoamericana. Don Juan Carlos dirigió entonces al presidente venezolano la célebre frase que ha dado la vuelta al mundo: «¿Por qué no te callas?», cuando Chávez perseveraba en interrumpir a Zapatero, quien defendía al ex presidente Aznar, atacado por el líder populista venezolano.

El presidente del Gobierno español, que, cuando ayer se le acercó Chávez, estaba sentado junto al presidente boliviano, Evo Morales, no se levantó y permaneció en su asiento durante el breve intercambio de salutaciones, ocurrido minutos antes de que el presidente peruano, Alan García, inaugurara la cumbre.

Zapatero tenía previsto mantener ayer siete reuniones bilaterales en el marco de la cumbre, la primera con el presidente mexicano, Felipe Calderón, y la última de la jornada con Chávez. Desde España, tras conocerse el encuentro de Lima, el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso reclamó a Zapatero un discurso «más firme» ante Chávez y ante los mandatarios cubanos y bolivianos. El presidente de Cuba, Raúl Castro, no asiste a la cumbre, como tampoco lo hace otro de los puntales del eje izquierdista, el nicaragüense Daniel Ortega.

En cuanto al contenido de la cumbre en sí, la declaración final de la misma lanzará un programa conjunto contra el cambio climático y reclamará medidas «inmediatas» de ayuda a los países y poblaciones más afectados por los altos precios de los alimentos. La declaración, a cuyo texto definitivo tuvo acceso «Efe», incluirá el compromiso de los países europeos y latinoamericanos de desarrollar un enfoque global sobre la emigración y una coordinación reforzada en la lucha contra la droga.

La cumbre se desarrolla con el telón de fondo de una huelga de 48 horas en el sur del país, que ha dejado hasta ahora un muerto y elevadas pérdidas económicas

Enlaces recomendados: Premios Cine