Apertura al diálogo en Oriente Medio
 

Israel y Siria inician la negociación de un acuerdo de paz con la mediación de Turquía

Hezbola y el Gobierno libanés firman un pacto que pone fin a 18 meses de conflicto y permitirá la elección presidencial, pospuesta desde noviembre

22.05.2008 | 04:46
Un cartel indica la dirección de Damasco desde los altos del Golán.
Un cartel indica la dirección de Damasco desde los altos del Golán.

El Cairo

Jerusalén / Beirut

Israel y Siria han iniciado conversaciones indirectas, «abiertas y sin prejuicios», con la mediación de Turquía y el beneplácito de EE UU, para alcanzar un acuerdo de paz, según anunció ayer la oficina del primer ministro israelí, Ehud Olmert. La agencia oficial siria «SANA» también informó de las conversaciones. «Las dos partes han decidido realizar el diálogo de una forma seria y continua», añade el comunicado oficial.

Según «SANA», ambas partes buscan alcanzar un acuerdo de paz conforme a lo estipulado en la Conferencia de Madrid de 1991. La fuente apreció «el papel de Turquía y los intensivos esfuerzos que ha desplegado el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, durante un año».

Israel y Siria mantuvieron sus últimas conversaciones de paz en EE UU en 2000, pero fracasaron cuando las partes fueron incapaces de llegar a un acuerdo sobre la suerte de los altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel en la guerra de 1967 y anexionado en 1981, desde el que Israel domina la amplia llanura en la que se encuentra Damasco.

Fuentes gubernamentales israelíes citadas por el diario «Haaretz» precisaron que los preparativos para estas conversaciones se han estado haciendo desde el año pasado y que el proceso se inició durante la vista del primer ministro israelí a Turquía el año pasado.

Por su parte, el diario «Yediot Ahronot» informó en su página web de que los consejeros de Olmert Yoram Turbowitz y Shalom Turgeman han estado manteniendo encuentros con emisarios sirios en Ankara desde el lunes.

La agencia oficial siria recuerda que el presidente, Bachar al Assad, había indicado recientemente en una entrevista que no había negociaciones directas entre Siria e Israel sino una mediación turca, encabezada por Erdogan, que duraba ya un año. El objetivo de esta mediación, indicó entonces Assad, es alcanzar una plataforma común para relanzar las negociaciones directas más tarde.

Simultáneamente al anuncio de la negociación entre Israel y Siria, se informó de la consecución en Qatar, donde se negociaba desde hace una semana, de un acuerdo para evitar un enfrentamiento civil en Líbano. El Gobierno y la oposición firmaron un acuerdo de paz que termina con dieciocho meses de enfrentamientos políticos entre ambas facciones, que situaron al país al borde de una guerra civil hace dos semanas. El pacto prepara el camino para que el Parlamento elija como nuevo presidente al jefe del Ejército, Michel Suleiman.

La elección de Suleiman, pendiente desde noviembre, cuando concluyó el mandato de Emile Lahoud, tendrá lugar previsiblemente el domingo, según indicaron colaboradores del presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, en declaraciones a «Reuters» en Qatar. Por su parte, Berri se limitó a decir que la elección de Suleiman como Presidente se producirá «esta semana».

El acuerdo entre la coalición gobernante, respaldada por EE UU y la oposición encabezada por el movimiento chií Hezbola, respaldada por Siria e Irán, resuelve su disputa sobre la ley electoral bajo la cual se celebrarán las legislativas de 2009 y satisface la exigencia de la oposición de contar con poder de veto en el gabinete de unidad nacional.

La delegación del grupo palestino islamista Hamas, que llegó hace dos días a El Cairo para intentar acordar una tregua con Israel, abandonó ayer la capital egipcia con las manos vacías, tras un nuevo fracaso de los contactos en los que Egipto ejerce de mediador.

Según fuentes de los servicios de inteligencia egipcios, los dirigentes palestinos abandonaron las reuniones cariacontecidos debido a la falta de acuerdo, aunque hasta anoche no habían hecho ninguna declaración.

A pesar de la imagen dejada por los líderes palestinos, las fuentes egipcias han insistido en que se han producido «pequeños avances».

Sin embargo, han apuntado que habrá que esperar a que la próxima semana el negociador egipcio viaje a Israel para plantearle al Gobierno de Olmert las nuevas cuestiones surgidas en la negociación. Fuentes palestinas en El Cairo consideran muy probable que la oficina política de Hamas, ubicada en Damasco por razones estratégicas, se pronuncie de inmediato sobre el resultado de este encuentro con los mediadores egipcios.

Enlaces recomendados: Premios Cine