Nuevo gobierno

Los conservadores gobernarán Albania con el apoyo de un partido de izquierda

El líder del LSI, Ilir Meta, confirmó hoy en rueda de prensa que sumará los cuatro diputados que su formación ha obtenido a los del partido de Berisha, para crear un gobierno de coalición.

04.07.2009 | 20:35

El Partido Democrático (PD) del primer ministro Sali Berisha volverá a formar gobierno en Albania gracias al apoyo del Movimiento Socialista para la Integración (LSI), después de que las elecciones del pasado domingo no arrojaran un ganador claro.

El líder del LSI, Ilir Meta, confirmó hoy en rueda de prensa que sumará los cuatro diputados que su formación ha obtenido a los del partido de Berisha, para crear un gobierno de coalición.

De esta forma, Meta respondió a la oferta de colaboración del primer ministro para formar un gobierno "sólido", después de que el recuento de votos, aún por concluir, haya dejado al PD a un escaño de obtener la mayoría absoluta.

El anuncio de pacto entre las dos formaciones acaba en principio con la incertidumbre del resultado electoral que hasta hoy, casi una semana después de los comicios, sigue pesando sobre el país Balcánico.

Cuando aún faltan varias urnas por recontar, la coalición de Berisha se ha declarado ganadora de las elecciones, una victoria confirmada por algunos miembros de la Comisión Electoral Central pero negada por otros.

Los últimos datos oficiales daban la victoria a Berisha, que con 71 escaños habría logrado la mayoría absoluta en un Parlamento de 140 miembros. Sin embargo, esa ajustada victoria se ve amenazada por el recuento de los últimos votos, que podrían hacerle perder un diputado en favor del opositor Partido Socialista (PS).

Ahora, con el apoyo del LIS, Berisha se aseguraría el número suficiente de escaños para seguir gobernando.

"El (pueblo) soberano nos regaló la victoria, pero nos dictó la coalición", explicó Berisha al justificar su oferta de acuerdo.

"Le dije sí (a Berisha) como el único camino para estabilizar el país" , explicó a su vez Meta, primer ministro socialista entre 1999 y 2002 y que en 2004 abandonó el PS por disputas internas.

"El objetivo de esta coalición es la integración del país en la UE", indicó el líder de la formación progresista, que pese a haber anunciado durante la campaña que colaboraría con los socialistas para desbancar a Berisha, negó hoy la posibilidad de acuerdo con ese partido.

La lentitud en el recuento de votos y el anuncio de victoria de Berisha antes de que el resultado sea definitivo, han provocado que la oposición socialista acuse de fraude electoral al Gobierno.

Es la primera vez que una fuerza de derecha forma Gobierno con los votos de izquierda. Ambas partes han colaborado hasta ahora solo en situaciones de emergencia.

Enlaces recomendados: Premios Cine