Cumbre

El G8 condenará las pruebas nucleares de Pyongyang

El ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, aseguró hoy que las pruebas nucleares realizadas por Corea del Norte deben ser interrumpidas

08.07.2009 | 20:10

Asimismo, afirmó que de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-8 saldrá "un fuerte mensaje de condena" a la actuación de Pyongyang.

Frattini hizo estas declaraciones a los medios de comunicación en la localidad italiana de L'Aquila, donde desde hoy hasta el próximo viernes se celebra la cumbre del G-8.

El titular de Exteriores se refirió también a la situación que atraviesa Irán tras las elecciones presidenciales del 12 de junio y manifestó que, "por el momento, no existen las condiciones" para tomar medidas que vayan más allá de una declaración de condena por los abusos en el país.

"Sobre Irán encontraremos la palabra justa. Lo que importa es que la comunidad internacional no tolera la violencia y las violaciones de los derechos humanos", afirmó.

Argumentó que Italia sigue la línea de actuación trazada por el presidente estadounidense, Barack Obama, que se basa en "tender una mano al diálogo" con Irán, aunque reconoció que tras los comicios "el camino de la negociación se ha puesto cuesta arriba".

El ministro de Exteriores mostró su confianza en que durante la cumbre de L'Aquila se "dará un gran paso hacia delante" sobre la no proliferación de armas nucleares, con el objetivo de lograr un mundo libre de ellas.

Por otro lado, Frattini expresó su deseo de que, tras las reuniones del G-8, salga un mandato de todos los jefes de Estado y de Gobierno "para fijar una reunión en las próximas semanas y para encontrar una base de acuerdo", a fin de que "antes de que finalice el año puedan cerrarse las negociaciones de la ronda de Doha".

La ronda de Doha es como se conoce al proceso de liberalización comercial que se discute desde hace más de ocho años y que está paralizado desde hace doce meses.

Por otro lado, el titular de Exteriores se mostró contrario a las amenazas de pena de muerte hechas por las autoridades chinas a los responsables de las protestas en la región de Xinjiang.

"La visión de Italia es clara. Hemos sido promotores de una batalla para la suspensión de la pena de muerte. Lanzamos una petición para que esas condenas no sean aplicadas ni llevadas a cabo", concluyó.

Enlaces recomendados: Premios Cine