Pakistán

Sharif, absuelto por el secuestro del avión antes del golpe de Musharraf

El ex primer ministro paquistaní fue hoy absuelto en el caso por el presunto secuestro de un avión que precedió en 1999 al golpe de Estado del general Pervez Musharraf, y que en su momento le costó una cadena perpetua y el exilio forzado

17.07.2009 | 12:01

Un panel de cinco jueces del Tribunal Supremo invalidó el veredicto anterior del Tribunal Superior de la provincia de Sindh y emitió un fallo unánime que absuelve al líder de la Liga Musulmana-N, principal partido de la oposición en Pakistán, según los canales de televisión paquistaníes.

En un comunicado, el primer ministro de Pakistán, Yusuf Razá Guilani, que se encuentra en Egipto en visita oficial, felicitó a Sharif y calificó su absolución de "victoria de las fuerzas democráticas".

Musharraf, que en 1999 ostentaba la jefatura del Ejército, dio un golpe de Estado en octubre de ese año contra el Gobierno de Sharif, que aprovechó una vista del general a Sri Lanka para anunciar su destitución.

El general mantuvo que el avión comercial en el que regresaba a Pakistán desde Sri Lanka no recibió permiso para aterrizar el 12 de octubre de 1999 en el aeropuerto de Karachi, en el sur de Pakistán, y se las arregló para apartar a Sharif del poder con un golpe incruento.

El presunto secuestro supuso una condena a cadena perpetua para Sharif en abril del 2000, pero en diciembre alcanzó un acuerdo con Musharraf para marcharse diez años al exilio, que empezó en Arabia Saudí y siguió en Gran Bretaña.

El líder de la PML-N, que había ostentado la jefatura del Gobierno en dos ocasiones en la década de 1990, recurrió al Supremo en 2007 para poder regresar del exilio pero, pese a obtener un fallo favorable, fue deportado a las pocas horas de aterrizar en Pakistán, en septiembre de ese año.

Sharif consiguió finalmente retornar a Pakistán el 25 de noviembre de 2007, cuando el país se encontraba en un estado de excepción declarado por Musharraf, cuyo régimen impidió la participación del líder opositor en las elecciones previstas para enero de 2008.

Pocas semanas antes, y tras un acuerdo facilitado por potencias occidentales, también había regresado a Pakistán la ex primera ministra Benazir Bhuto, líder del Partido Popular de Pakistán (PPP), que fue asesinada en un atentado en diciembre de 2007.

El PPP venció en los comicios, finalmente celebrados en febrero de 2008, y con el apoyo de la PML-N formó Gobierno y forzó en agosto la dimisión del presidente Musharraf.

Enlaces recomendados: Premios Cine