Reino Unido

El liderazgo de Brown cuestionado tras la derrota laborista en la elección parcial

Los laboristas sufrieron un duro golpe al perder frente a los conservadores en la circunscripción de Norwich North, en los primeros parciales celebradas tras el escándalo del abuso de dietas.

25.07.2009 | 14:21

El liderazgo del primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, fue hoy cuestionado por varios diputados de su partido, dos días después de la derrota del Laborismo en la elección parcial de un diputado en Inglaterra.

Los laboristas sufrieron un duro golpe al perder frente a los conservadores en la circunscripción de Norwich North, en los primeros parciales celebradas en el Reino Unido tras el escándalo parlamentario del abuso de dietas.

Los comicios se convocaron por la dimisión del laborista Ian Gibson, que dejó el escaño, presionado por la dirección de su partido, al verse salpicado en el caso del abuso del gasto parlamentario, pues reclamó casi 80.000 libras (92.400 euros) para un piso en Londres que luego vendió a su hija a precio de saldo.

El parlamentario laborista Barry Sheerman afirmó hoy que el resultado electoral es una "herida autoinfligida", y advirtió a Brown de que tiene hasta el final del verano para demostrar su capacidad de liderazgo, puesta ya en entredicho el pasado junio por diputados rebeldes que trataron de desalojarle del poder.

Sheerman, presidente de la Comisión de Familias, Escuelas e Infancia de la Cámara de los Comunes, subrayó que la moral de las bases del partido está por los suelos y que la formación atraviesa por una "situación desesperada".

El en declaraciones a la cadena pública BBC el diputado agregó que había que volver a conectar con los votantes laboristas, reafirmar un liderazgo moral y político en el país. "Tenemos el verano para hacerlo".

Asimismo, el ex ministro del Interior Charles Clarke, tachó de "incompetente" el trato que Brown dio a Ian Gibson, porque "vilipendió" a un diputado carismático y apreciado por el electorado de su circunscripción.

A juicio de Clarke, conocido detractor del primer ministro, "el horroroso resultado de Norwich ilustra el importante efecto secundario político de que el Laborismo, como partido gobernante, ha sufrido más que nadie".

En términos parecidos opinó el parlamentario John McDonnell, del ala izquierda del Partido Laborista, quien describió como un "terrible error de cálculo" la gestión de Brown de la crisis abierta en Norwich por la dimisión de Gibson.

La ganadora de estos comicios parciales, con 13.592 votos, fue la joven conservadora Chloe Smith, que con 27 años se convierte en la diputada más joven de la Cámara de los Comunes, mientras el candidato laborista, Chris Ostrowski, quedó en segundo lugar.

Gordon Brown calificó los resultados de "muy decepcionantes" y atribuyó el descontento de los ciudadanos al desgaste sufrido por su partido tras los abusos en la Cámara de los Comunes.

El líder "tory", David Cameron, quien -según todos los sondeos- podría convertirse en primer ministro en las elecciones generales del próximo año, dijo que el veredicto de los electores de Norwich prueba que la gente "quiere un cambio" en el país.

El mandatario laborista encajó las citadas críticas tras la crisis que su Gobierno padeció el pasado junio, cuando un grupo de parlamentarios laboristas rebeldes intentaron forzar su dimisión y varios ministros renunciaron en protesta contra su liderazgo.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine