Crisis en Honduras

Los seguidores de Zelaya exigen a los "golpistas" una salida pacífica

Centenares de seguidores del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya protestaron hoy en Tegucigalpa para exigir de nuevo su restitución

27.07.2009 | 23:30
Seguidores del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, se han instalado en la frontera nicaragüense, como en la comarca de Las Manos.
Seguidores del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, se han instalado en la frontera nicaragüense, como en la comarca de Las Manos.

El dirigente campesino y miembro del Movimiento de Resistencia Popular que exige el regreso de Zelaya al país y al poder, Rafael Alegría, dijo a Efe que "la movilización del pueblo es indefinida".

Agregó que "podemos estar en la protesta el tiempo que sea necesario hasta que el país vuelva a la normalidad, con el presidente Zelaya en el poder".

En Tegucigalpa los manifestantes que respaldan a Zelaya celebraron dos movilizaciones, como parte de "nuevas estrategias", declaró a Efe Israel Salinas, secretario general de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH).

Salinas reiteró que la resistencia "se mantiene firme en que Manuel Zelaya debe regresar al poder y en que el país necesita una nueva Constitución que sea para todos los hondureños, no sólo para los ricos".

Una de las manifestaciones de hoy tuvo lugar en las cercanías de la Corte Suprema de Justicia en un bulevar que comunica con las salidas hacia el norte, sur y este de Honduras.

"Desde hace un mes estamos en resistencia y no nos detendremos hasta que el presidente regrese al poder", insistió Alegría, al recordar que Zelaya fue derrocado y expulsado del país por militares el 28 de junio pasado.

Agregó que "a los hondureños que defendemos la democracia en las calles nos falta una gran movilización que será indefinida, hasta que el país vuelva a la institucionalidad".

Según Alegría, la situación que vive Honduras puede impedir que se celebren las elecciones generales, previstas para el 29 de noviembre.

"Nuestro mensaje a los empresarios, a los militares, a la clase política tradicional, a los mismos golpistas, es que se convenzan de que hay que buscar una salida política, democrática y pacífica para el país, que ya no soporta tanta injusticia", afirmó Alegría.

Salinas también advirtió, en declaraciones a Efe, que si "los golpistas no ceden, vamos a paralizar todo el país".

"Ahora no lo hemos hecho porque el país tiene muchas necesidades, pero que no tengan duda, vamos a tomar medidas más contundentes, hasta lograr que el pueblo esté tranquilo", manifestó.

Añadió que el toque de queda permanente en el oriental departamento de El Paraíso, por donde Zelaya quiere regresar al país, "es una acción sólo vista en gobiernos despóticos".

Zelaya intenta desde el pasado viernes en Nicaragua entrar en Honduras por el punto fronterizo de Las Manos, pese a la advertencia de militares y policías de que será capturado si lo hace, cumpliendo una orden judicial por varios delitos que le imputan, entre ellos fraude y traición a la patria.

Enlaces recomendados: Premios Cine