Nobel de la Paz detenida

Birmania aplaza hasta el día 11 el veredicto sobre Suu Kyi

31.07.2009 | 12:24
Un manifestante sostiene una imagen de la líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, durante una protesta realiza hoy, 31 de julio de 2009, frente de la embajada de Birmania, en Bangkok, Tailandia. El tribunal militar especial que juzga a la Nobel de la Paz, detenida por primera vez en 1989 y que ha pasado catorce de los últimos veinte años en cautividad, aplazó hasta el próximo once de agosto el fallo del juicio, que iba a dar a conocer hoy, indicaron fuentes diplomáticas europeas.
Un manifestante sostiene una imagen de la líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, durante una protesta realiza hoy, 31 de julio de 2009, frente de la embajada de Birmania, en Bangkok, Tailandia. El tribunal militar especial que juzga a la Nobel de la Paz, detenida por primera vez en 1989 y que ha pasado catorce de los últimos veinte años en cautividad, aplazó hasta el próximo once de agosto el fallo del juicio, que iba a dar a conocer hoy, indicaron fuentes diplomáticas europeas.

El tribunal militar especial que juzga a la líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, aplazó hasta el próximo once de agosto el fallo del juicio, que iba a dar a conocer hoy

Al menos una docena de diplomáticos extranjeros, entre ellos el cónsul de Estados Unidos y el representante de la Embajada de Reino Unido, recibieron autorización para asistir a la vista, que comenzó a las diez de la mañana hora local (03:30 GMT) en el penal de máxima seguridad de Insein.

Las fuerzas de seguridad de Rangún habían reforzado la presencia policial en las cercanías de la cárcel y solicitado el cierre de los comercios de la zona, ante el inminente veredicto, que finalmente no se dará a conocer hoy.

Fuentes de la Liga Nacional por la Democracia aseguraron que la Policía detuvo anoche a varias decenas de activistas en distintos barrios de Rangún, la antigua capital.

La Nobel de la Paz, detenida por primera vez en 1989 y que ha pasado catorce de los últimos veinte años en cautividad, fue acusada de quebrantar el arresto domiciliario al cobijar en su casa durante dos noches a un estadounidense que se coló en su domicilio tras burlar la seguridad.

El juicio quedó visto para sentencia el pasado martes, después de un oscuro proceso en el que sólo se ha permitido declarar a un testigo de la defensa y que ha sido tachado de "farsa" por la comunidad internacional y la oposición.

Suu Kyi se enfrenta a una pena máxima de cinco años por violar las condiciones del arresto domiciliario que cumplía desde 2003, lo que la dejaría fuera de la arena política de cara a los comicios que la dictadura militar ha anunciado para 2010.

En este sentido, Estados Unidos renovó ayer su llamada a la liberación de la presa política más famosa de Birmania. "Creemos que debe ser inmediata e incondicionalmente puesta en libertad, junto a los otros 2.100 prisioneros políticos", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

Las dos mujeres que cuidaban de Suu Kyi en su confinamiento y el estadounidense John Willian Yettaw, que se coló en su casa, son juzgados junto a la jefa de la LND, detenida por vez primera en 1989 tras convertirse en la figura más visible de la oposición durante las protestas multitudinarias del verano del 88.

El abogado Nyan Win ya ha anunciado que apelará una posible sentencia de culpabilidad.

Birmania, gobernada por una férrea dictadura militar desde 1962, es uno de los países más aislados y depauperados del planeta.

Enlaces recomendados: Premios Cine