La marcha del sucesor de Blair abre una lucha entre los líderes laboristas

11.05.2010 | 15:32

Londres / Oviedo

El anuncio de Gordon Brown de que renuncia al liderazgo del laborismo abre una lucha por el poder en el seno del partido. Entre los candidatos que baraja la prensa británica y que se mencionan como posibles sucesores figuran dos hermanos: el titular de Exteriores, David Miliband, y el ministro del Medio Ambiente, Ed Miliband.
El primero tiene en contra el que hubiese vacilado en 2008 y 2009 en lanzar un abierto desafío a Brown, como le animaban a hacer algunos laboristas, mientras que el segundo hasta ahora no ha expresado su interés en una lucha política fratricida.
Otro de las candidatos más fuertes es, según la prensa, Ed Balls, ministro para la Escuela y la Infancia y las Familias, asesor e íntimo de Brown, pero al que se le atribuye un carácter desabrido que no le hace popular entre muchos afiliados.
Está también Harriet Harman, la actual «número dos», que asumiría el cargo al menos mientras se elige a un nuevo líder, y el veterano Alan Johnson, una figura de consenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine