Lne.es » Internacional
 Noticia anterior   Noticia siguiente 

Cameron forma Gobierno con los liberales y Brown presenta su dimisión a la reina

Los «tories» y el partido de Clegg, que ocupará seis ministerios, constituirán una coalición «plena e integral», pero el nuevo «premier» británico guarda silencio sobre la reforma electoral

 12:38  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Cameron y su esposa, Samantha, son aplaudidos por el servicio del número 10 de Downing Street.
Cameron y su esposa, Samantha, son aplaudidos por el servicio del número 10 de Downing Street. reuters
 MULTIMEDIA

Oviedo / Londres,
Luis MUÑIZ / Agencias
El conservador David Cameron se convirtió ayer en el nuevo primer ministro del Reino Unido, después de que el laborista Gordon Brown renunciara al cargo ante la reina al fracasar las negociaciones de su partido con los liberales demócratas. El nuevo Gobierno estará formado por «tories» y liberales, que podrían ocupar hasta seis carteras.

Brown intentó el lunes ganarse al partido de Nick Clegg anunciando que dimitiría el próximo otoño como líder del laborismo y primer ministro, y ofreciendo a los liberales demócratas la reforma del sistema electoral que tanto ansían. Sin embargo, el apego de los laboristas a su programa electoral y el rechazo de ciertos sectores de las bases de ambos partidos al acuerdo dinamitaron esa posibilidad.

Así, el hasta ahora primer ministro tuvo que rendirse a la evidencia y anunciar su retirada antes de dirigirse al Palacio de Buckingham a presentar su dimisión a Isabel II. Poco después, fue David Cameron el que se presentó ante la reina para aceptar, como manda el protocolo, su invitación de convertirse en «premier». Será, con 43 años, el más joven desde el siglo XIX.

Sin perder tiempo se dirigió al número 10 de Downing Street, del que los Brown ya se habían marchado, y, al lado de su esposa, Samantha, anunció que había llegado a un acuerdo con el Partido Liberal Demócrata para gobernar en coalición; una coalición que será «plena e integral», aclaró el primer inquilino «tory» de la residencia oficial desde 1997.

El nuevo primer ministro subrayó los graves «desafíos» a los que se enfrenta el país y añadió que se ha propuesto «restablecer la confianza en nuestro sistema político». No ocultó que, debido a la crisis económica, tendrá que tomar decisiones «difíciles», pero prometió un «cambio real» para garantizar «justicia y equidad». Y un país «donde la gente no se pregunte sólo cuáles son sus derechos, sino cuáles son sus responsabilidades», advirtió.

Muchas de esas decisiones tendrá que tomarlas George Osborne, que será el nuevo ministro de Economía. Como tal, recibirá el título de canciller del Exchequer y ocupará la residencia oficial del número 11 de Downing Street, colindante con la del jefe del Gobierno. La misma que ha ocupado Brown en los tres últimos años, tras suceder a Tony Blair en 2007.

Blair destacó ayer la «dignidad, coraje y liderazgo» de Brown, y Cameron, antes de cruzar el umbral de la puerta de su nueva vivienda, le agradeció su «larga dedicación a la vida pública». Y quizá para tranquilizar a su predecesor (o a los británicos, ante esas «difíciles» decisiones que se avecinan), prometió que su Gobierno «siempre cuidará de los mayores, de los frágiles y de los más pobres», y que desarrollará su tarea a partir «de los valores de libertad, justicia y responsabilidad».

Fue la declaración de un primer ministro que afronta la difícil tarea de consolidar la recuperación económica británica y de aplicar los recortes al gasto público que defendió durante la campaña electoral y que pueden convertirle con rapidez en un Gobierno altamente impopular, porque serán muchos los sectores afectados.

Para empezar, Cameron pondrá en marcha un primer recorte de 6.000 millones de libras (7.000 millones de euros) este mismo año. La lucha contra el déficit, que en 2010 alcanzará los 178.000 millones de libras (210.000 millones de euros) es el elemento central del pacto de conservadores y liberales demócratas, junto a la reforma del sistema electoral que reclaman los segundos y que todavía está por ver en qué queda.

Ésta es la mayor cesión de los «tories» en esta negociación para poder volver al Gobierno, ya que los conservadores son partidarios de conservar el sistema de voto mayoritario y uninominal actual, y que a lo más que se han comprometido es a propiciar un referéndum que permita a los británicos pronunciarse sobre esta reforma.

La jornada también tuvo una gran carga simbólica con la salida de Brown de Downing Street, porque representó el fin de una era, la que arrancó en 1997 con la llegada de Blair al poder del brazo del nuevo Laborismo, una época que cambió la cara del Reino Unido.

Con la voz quebrada, Brown se despidió afirmando que fue «un privilegio servir» como primer ministro británico y que hizo lo posible por convertir el Reino Unido en «un país más tolerante, más ecológico, más democrático, más próspero y más justo». Brown reivindicó su tarea como primer ministro en un entorno económico muy difícil y subrayó: «Siempre he querido hacer lo mejor en el interés del Reino Unido, de sus valores y de su gente».

Brown, que en su época de ministro de Finanzas de Blair, se había ufanado del crecimiento sostenido del país (diez años rozando el 3 por ciento como media), no aprovechó los años de «vacas gordas» para dotar al país de una base financiera más sólida.

Ahora, el Reino Unido tiene una deuda pública equivalente al 62 por ciento del producto interior bruto (PIB) y un déficit público previsto equivalente a un 12,6% del PIB, cuando las reglas de la UE dicen que no debe superar el 3%.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad