Irán enriquecerá su propio uranio pese a llegar a un pacto para hacerlo en el exterior

Escepticismo de EE UU, que estima «positivo pero insuficiente» el acuerdo entre Ahmadineyad, Lula y Erdogan

18.05.2010 | 10:45
Lula se convirtió en improvisado fotógrafo para regocijo de los presentes.
Lula se convirtió en improvisado fotógrafo para regocijo de los presentes.

Oviedo, E. F. / Agencias


La misión diplomática de Brasil y Turquía para tratar de resolver la crisis abierta por el programa nuclear iraní se saldó ayer con un acuerdo que ha provocado el desconcierto, primero, y luego el escepticismo de las potencias del «grupo 5+1», formado por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania.


Tal y como se adelantó el domingo por la noche, Irán anunció ayer a primera hora el contenido del acuerdo que acababa de alcanzar con el presidente brasileño, Lula da Silva, su principal impulsor, y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. Teherán se muestra dispuesto a enviar 1.200 kilos de su uranio (enriquecido al 3,5%) a Turquía, a cambio de recibir 120 kilos de uranio enriquecido en Francia y Rusia al 20%. La propuesta será enviada dentro de una semana a la Agencia Atómica (AIEA) y si ésta la acepta, Irán procederá al envío y recibirá el material enriquecido en el plazo máximo de un año.


La principal novedad de la propuesta respecto a otras anteriores rechazadas por Irán es que garantiza que si este país no recibe el uranio enriquecido, se le devolverá el depositado en Turquía.


La inquietud y el escepticismo comenzaron a aparecer hacia mediodía, cuando Irán anunció que seguirá enriqueciendo uranio al 20 por ciento a pesar del acuerdo para el intercambio de combustible. «No hay relación entre el acuerdo de intercambio y nuestras actividades de enriquecimiento, seguiremos enriqueciendo al 20 por ciento», declaró a Reuters el jefe de la Agencia Atómica iraní, Ali Akbar Salehi.


Pasa a la página siguiente

Enlaces recomendados: Premios Cine