Desastre ecológico

Obama crea una comisión bipartidista para investigar el vertido de petróleo

Unas de las funciones será establecer una serie de opciones para aumentar la seguridad en las explotaciones marítimas

22.05.2010 | 15:24
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la creación de una comisión bipartidista para investigar el vertido de petróleo en el Golfo de México y recomendar medidas para evitar un desastre similar en el futuro.

El mandatario hizo el anuncio en su tradicional mensaje sabatino, en el que informó de que presidirán la comisión Bob Graham, antiguo gobernador y senador demócrata, y William Reilly, quien fue director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con una administración republicana.

Obama había expresado ya su intención de establecer la comisión, pero se desconocía quién la iba a encabezar. "Sólo podemos realizar perforaciones petroleras en mar abierto si tenemos la seguridad de que un desastre como este derrame no volverá a ocurrir", afirmó el mandatario en su mensaje.

La comisión, a la que se incorporarán otros cinco miembros, deberá tener listo su informe en seis meses. Su primer objetivo es descubrir la causa del vertido, iniciado cuando una explosión destruyó una plataforma petrolera de British Petroleum el pasado 20 de abril.

Además, presentará una serie de opciones para aumentar la seguridad y la protección ambiental en las explotaciones marítimas. "Quiero saber si las leyes que tenemos no son adecuadas para prevenir un derrame petrolero de esta magnitud, o si no hacemos cumplir esas leyes", dijo Obama.

Graham fue gobernador de Florida durante ocho años y senador durante doce y el presidente lo describió como "un defensor del medio ambiente".

Reilly es presidente emérito del consejo directivo de la organización ecológica World Wildlife Fund (WWF) y durante su paso por la EPA, en el gobierno de George H.W. Bush, lidió con el vertido causado por el buque Exxon Valdez, que liberó 250.000 barriles de petróleo en Alaska en 1989.

Obama señaló en su mensaje que "la relación demasiado amistosa" entre las compañías energéticas y las agencias que las regulan ha sido motivo de inquietud desde hace tiempo.

Y reiteró que su Gobierno "hará rendir cuentas" por el desastre a BP y a las otras empresas envueltas en las operaciones de la plataforma para que paren el vertido, reparen el daño ocasionado e indemnicen a las personas que han sufrido perjuicios.

Enlaces recomendados: Premios Cine