Visita a oficial a México

Llamamiento del papa a la protección de los niños

Critica los abusos cometidos por algunos sacerdotes, "un comportamiento que la Iglesia jamás dejará de condenar"

 19:05  
[27/03/2012]

JUAN LARA/EFE/MÉXICO Benedicto XVI hizo hoy un llamamiento a la familias, a la Iglesia, a la escuela y a los gobernantes que "protejan y cuiden" a los niños, "para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza".

El Pontífice hizo esta petición en el discurso que dirigió a varias miles de niños mexicanos, con los que se reunió hoy en la ciudad de Guanajuato, a los que dijo que ocupan un lugar en su corazón, especialmente los que soportan el peso del sufrimiento, el abandono, la violencia o el hambre.

Acompañado por cuatro niños en el balcón desde el que habló, el Obispo de Roma dijo que la familia, la Iglesia, la escuela y los gobernantes han de trabajar unidos para que los niños puedan recibir como herencia un mundo mejor, "sin envidias ni divisiones".

"Por ello elevo mi voz invitando a todos a que protejan y cuiden a los niños, para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza", afirmó el papa.

Después, dirigiéndose a los niños dijo: "Ustedes, mis pequeños amigos, no están solos. Cuentan con la ayuda de Cristo y de su Iglesia para llevar un estilo de vida cristiano. Participen en la Misa del domingo, en la catequesis, en algún grupo de apostolado, buscando lugares de oración, fraternidad y caridad", afirmó con vehemencia.

Benedicto XVI ha condenado y deplorado en numerosas ocasiones los casos de abusos sexuales contra los pequeños por parte de clérigos pederastas y en los entornos familiares y siempre ha pedido respeto hacia los más pequeños.

Siempre ha dicho que la Iglesia promueve la tutela de la dignidad y de los derechos de los menores, pero no ha dudado en afirmar reiteradamente que "por desgracia, muchas veces, algunos de sus miembros, actuando en contra de ese compromiso han violado esos derechos, un comportamiento que la Iglesia jamás dejará de deplorar y de condenar".

El Obispo de Roma mantienen que "las duras palabras" de Jesús contra quien escandaliza a los pequeños ("los que escandalizan a los pequeños merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren al mar") "obligan a todos" a no bajar, nunca, el nivel de ese respeto y amor".

Encuentro con 5.000 niños

En su segundo día de estancia en México, el Pontífice se trasladó a Guanajuato, capital del estado del mismo nombre, centro del catolicismo mexicano, donde se reunió con el presidente, Felipe Calderón, y después en la plaza de la Paz, con cinco mil niños y decenas de miles de adultos, a los que dedicó el único discurso público de la jornada.

"Estoy contento de poderlos encontrar y ver sus rostros alegres llenando esta plaza. Ustedes ocupan un lugar muy importante en el corazón del Papa y en estos momentos quisiera que esto lo supieran todos los niños de México, particularmente los que soportan el peso del sufrimiento, el abandono, la violencia o el hambre", afirmó el Obispo de Roma, que el mes próximo cumplirá 85 años.

Como un abuelo feliz rodeado de sus nietos, el papa expresó su preocupación por los niños que pasan hambre debido a la sequía que en los últimos meses azota a varias regiones de México.

Entre cantos, vivas y otras manifestaciones de júbilo, el papa les animó a amar a Cristo y les aseguró que Dios quiere que sean felices.

"Él nos conoce y nos ama. Si dejamos que el amor de Cristo cambie nuestro corazón, entonces nosotros podremos cambiar el mundo. Ese es el secreto de la auténtica felicidad", subrayó el papa, que echando mano al nombre de la plaza, de la paz, volvió invocarla de nuevo en un país donde la violencia debida al narcotráfico se ha cobrado en los últimos cinco años cerca de 50.000 muertos.

El papa les exhortó a ser "sembradores y mensajero" de la paz por la que Cristo entregó su vida.

"Heraldos del perdón"

El Pontífice manifestó que los cristianos no "responden al mal con el mal", sino que son "instrumentos del bien, heraldos del perdón, portadores de la alegría y servidor de la unidad".

El papa recordó la figura de los beatos Cristóbal, Antonio y Juan, los "Niños mártires de Tlaxcala", indígenas asesinados por sus familias por abrazar el cristianismo, de los que dijo que tras conocer a Jesús, en tiempos de la primera evangelización de México, descubrieron que "no había tesoro más grande que él".

El papa les invito a rezar continuamente, "también en casa" y a rezar por el, asegurándoles que él rezará por los pequeños "para que México sea un hogar en el que todos sus hijos vivan con serenidad y armonía".

  HEMEROTECA

Compromiso Asturias XXI

Queremos una Asturias mejor

Queremos una Asturias mejor

¿qué es lo que te gusta de Asturias? y ¿qué es lo que no te gusta de Asturias? Discute nuestro borrador

 

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya