20 de mayo de 2012
20.05.2012

Damasco es escenario de los combates más intensos desde que arrancó la revuelta popular en Siria

Llega la misión de observadores de la ONU en una jornada con 30 muertos

20.03.2012 | 04:22
Blindados destrozados del Ejército sirio en Homs.

Ammán / Moscú, Agencias


Las milicias rebeldes sirias mantuvieron ayer intensos combates con las fuerzas gubernamentales en la propia capital del país, Damasco, que vivió así los enfrentamientos más graves desde que comenzaron hace un año las protestas contra el régimen del presidente Bashar al Assad.


Fuentes opositoras informaron de una ofensiva insurgente, cuyo objetivo sería resarcirse en parte de las recientes derrotas cosechadas a manos de los militares en las localidades de Homs e Idlib, de donde han sido desalojados.


Los combates comenzaron durante la noche en el exclusivo barrio de Al Mezze, donde se encuentran las sedes de los servicios secretos sirios y de varias embajadas extranjeras. En los choques, según las autoridades, murieron tres «terroristas» y un antidisturbios, aunque los rebeldes sostiene que causaron decenas de bajas a los militares.


Las víctimas de estos combates elevaron el balance diario de muertos al menos a treinta. La mayoría de ellas se produjeron en el sur y el este del país, en una jornada que coincidió con la llegada a Damasco de la misión de observadores de la ONU.


Ocho de las víctimas mortales se registraron en Deir el Zur, en la zona de Gasan Abud, bombardeada por el régimen, que también atacaron otras localidades de la provincia, según fuentes opositoras.


El objetivo de la misión, que se trasladó a varias ciudades, es promover un alto el fuego y evaluar la situación humanitaria. En cuanto al cese de las hostilidades para poder llevar la ayuda a la población, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció ayer un acuerdo con Rusia para que Moscú apoye su petición de que se impongan treguas de dos horas diarias durante los combates. Este acuerdo se alcanzó en una reunión en Moscú entre el presidente de la CICR, Jakob Kellenberger, y el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Rusia es uno de los pocos aliados del régimen.


El número de sirios refugiados en Turquía sigue aumentando rápidamente y ya supera las 16.000 personas, dado que cada día llegan centenares de nuevos refugiados, confirmó ayer el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine