EE UU propone extender la reducción de arsenales a las nucleares tácticas

Un micrófono abierto revela que Obama pide a Putin que no le presione sobre el escudo hasta que pasen las elecciones

27.03.2012 | 05:25
Obama y Medvédev, durante su reunión bilateral de ayer en Seúl.
Obama y Medvédev, durante su reunión bilateral de ayer en Seúl.

Seúl / Oviedo, Agencias


La cumbre sobre seguridad nuclear que desde ayer se celebra en Seúl ha brindado la oportunidad a los presidentes de EE UU y Rusia, Barack Obama y Dmitri Medvédev, de entrevistarse a solas para limar asperezas sobre el escudo antimisiles, el principal escollo en la relación bilateral. Obama ha aprovechado para hacer una oferta de reducción de arsenales y también ha sido víctima de una de las malas pasadas que juegan los micrófonos abiertos.


Obama, en un discurso en Seúl ante la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros, propuso a Rusia nuevas reducciones de arsenales nucleares que se extiendan a áreas intocables hasta ahora, como las armas tácticas o las cabezas nucleares de reserva.


«Podemos mantener nuestro poder de disuasión y al mismo tiempo seguir haciendo reducciones» de armamento nuclear, consideró Obama, quien afirmó: «Tenemos más armas nucleares de las que necesitamos». Una vez cumplido por completo el nuevo tratado START de desarme nuclear firmado con Rusia, EE UU aún tendrá más de 1.500 armas nucleares desplegadas y en torno a las 5.000 cabezas atómicas. Obama precisará las reducciones que apuntó ayer cuando se reúna con el presidente Putin en mayo.


Después, en su reunión a solas con Medvédev, Obama cometió el error de no percibir que había un micrófono abierto que estaba registrando cómo le pedía tiempo al presidente saliente ruso para resolver el contencioso del escudo antimisiles.


Obama indicaba a Medvédev: «Todos estos asuntos, pero en especial la defensa antimisiles, pueden resolverse, pero es importante que él (Putin) me dé espacio». «Sí, lo entiendo. Entiendo tu mensaje sobre espacio», replicó Medvédev, a lo que Obama añadió: «Éstas son mis últimas elecciones. Después de los comicios tendré más flexibilidad». Su homólogo ruso se mostró comprensivo: «Entiendo. Le transmitiré esta información a Vladimir».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine