19 de junio de 2012
19.06.2012

Hollande cree que muchos líderes de derechas quieren su triunfo para relanzar el crecimiento

El líder socialista llama a votar el domingo en la primera vuelta de las presidenciales para evitar que la abstención beneficie a la ultraderecha, como sucedió en 2002

20.04.2012 | 05:21

París, Agencias


El candidato socialista a las presidenciales francesas de este domingo, François Hollande, aseguró ayer que «muchos» líderes conservadores europeos esperan que gane, para cambiar las cosas en la UE y poner en marcha políticas de estímulo de la actividad, no sólo de ajuste.


«Hay muchos presidentes conservadores que también esperan mi victoria», señaló Hollande en una entrevista, antes de precisar que esos líderes europeos confían en que, como él ha prometido, «las cosas van a cambiar en Europa».


«No aceptaré el tratado presupuestario como fue firmado en marzo», repitió antes de precisar que, aunque asume la necesidad de «la disciplina» en el gasto público, «si no hay un paquete de crecimiento» no se solucionará la situación y «tendremos tanto la austeridad como la deuda» porque «sin crecimiento no se puede pagar la deuda».


A ese respecto, señaló que en caso de llegar a la Presidencia de Francia «si renunciara al objetivo de crecimiento» y pusiera en práctica políticas de ajuste como en España, el resultado sería «un crecimiento nulo, ni siquiera débil» como el 0,7% que se espera para este año.


En la misma entrevista, Hollande animó a los votantes a acudir a las urnas, ya que la abstención benefició en 2002 al ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen, impidiendo que el candidato del Partido Socialista (PS) pasase a la segunda vuelta.


Hollande -que encabeza con claridad los sondeos de intención de voto para la segunda vuelta, el próximo 6 de mayo, y que podría incluso ganar también en la primera- explicó que el hecho de que figure en primer lugar podría provocar que sus simpatizantes se quedaran en casa el domingo.


Hollande recordó que los sondeos previos a los comicios de 2002 daban al entonces candidato socialista, Lionel Jospin, el segundo lugar, con una ventaja de cuatro o cinco puntos sobre Jean-Marie Le Pen, padre de Marine y entonces líder del FN. Pero Le Pen logró superar a Jospin por un punto, lo que le permitió disputar la segunda ronda a Jacques Chirac, que consiguió la reelección porque la izquierda se movilizó para evitar el triunfo del FN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine