Oriente Próximo

La ONU acusa a Israel de crímenes de guerra en Gaza

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas carga contra el apoyo militar de EEUU

02.08.2014 | 11:08
Soldados israelíes preparan un tanque Merkava, en la Franja.
Soldados israelíes preparan un tanque Merkava, en la Franja.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, acusó este jueves a Israel de crímenes de guerra al atacar hospitales, escuelas, estaciones eléctricas y todo aquello que sea indispensable para vivir en Gaza, y recordó que como "fuerza ocupante" tiene la obligación de ofrecer todos los servicios y derechos básicos.

"Atacar hospitales viola la ley internacional, la cuarta Convención de Ginebra y es un crimen de guerra. Pero no sólo eso, como fuerza ocupante, Israel tiene la obligación de ofrecer asistencia médica", afirmó, contundente, Pillay en rueda de prensa.

"Hay 250.000 personas refugiadas en escuelas de la UNRWA -la agencia de la ONU para los refugiados palestinos-. A pesar de que la dirección de esta agencia alertó 17 veces a las autoridades israelíes sobre ese hecho y las localizaciones exactas de los colegios, el Ejército ignoró esa información y bombardeó ayer de nuevo una de ellas", agregó.

En ese ataque murieron 19 personas, y en uno anterior similar perecieron otras 16.

Pillay recordó que Israel "ha ido esta vez un paso más allá que en precedentes ofensivas" al destruir la estación eléctrica que abastece a la Franja, lo que hará la vida de sus habitantes absolutamente precaria una vez acabe la ofensiva.

"Atacar objetos, sistemas de distribución de agua o electricidad, saneamiento, infraestructuras que sirvan para mantener la vida es una violación de la ley internacional. Pero además, Israel como fuerza ocupante, tiene la obligación de proporcionar esos servicios", reiteró Pillay, lamentando que eso no ocurra.

La Alta Comisionada recordó que las violaciones a la ley internacional que comete Israel en esta ofensiva son exactamente las mismas que se registraron en las dos precedentes -2008/2009 y 2012-, denunciadas por, entre otros, la comisión de investigación internacional establecida por la ONU y presidida por el eminente jurista Richard Goldstone.

"En ese informe ya se contabilizaron crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel. Unas violaciones, unos ataques que se siguen cometiendo hoy día".

"Es imperdonable que no se haya tomado ningún paso político para establecer un proceso de rendición de cuentas y que se permita la impunidad de esta situación", denunció la alta funcionaria.

Pillay recordó que hasta la fecha ningún proceso interno serio se ha llevado a cabo para perseguir a los responsables, y recordó que donde el sistema interno falla se tiene que aplicar el internacional.

"Parece que hay un desafío deliberado de Israel a no cumplir con sus obligaciones internacionales -opinó Pillay-. No deberíamos permitir este tipo de impunidad. No deberíamos permitir que no se investiguen ni se persigan flagrantes violaciones".

Parte de esta impunidad proviene del apoyo incondicional que Israel recibe de Estados Unidos, algo que la representante de la ONU criticó.

"Estados Unidos tiene influencia sobre Israel y debería hacer más para parar las muertes, para que las partes en conflicto dialoguen", dijo Pillay al tiempo que criticó la ayuda financiera y la entrega de armas de Estados Unidos a Israel.

El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, confirmó el miércoles las informaciones sobre el envío a Israel de más material de guerra desde Estados Unidos a petición de las Fuerzas de Defensa israelíes.

La venta de munición está establecida para casos de emergencia en el llamado Inventario de Reservas de Munición de Guerra de Israel, que permite a los israelíes disponer de armamento de manera urgente.

Pillay informó de esta entrega de municiones y de la ayuda que Estados Unidos presta a Israel para mantener en funcionamiento el sistema anti-cohetes israelí Iron Dome, que protege al territorio hebreo de los cohetes lanzados desde Gaza.

"Estados Unidos no sólo provee a Israel con artillería pesada usada en Gaza, sino que ha gastado casi mil millones de dólares para proteger contra los cohetes a los civiles israelíes. Una protección con la que no cuentan los civiles de Gaza", denunció Pillay.

La Alta Comisionada hizo hincapié en el hecho de que Washington no sólo ayude incondicionalmente a Israel en tiempos de guerra, sino que también lo haga en tiempos de paz, en los que sin embargo Tel Aviv sigue violando la ley internacional expandiendo sus asentamientos y manteniendo un bloqueo a la franja de Gaza que es ilegal.

1.263 palestinos muertos

Según los últimos datos con los que cuenta la ONU, desde que comenzó la ofensiva han muerto 1.263 palestinos - 852 civiles, 249 de ellos niños- y 59 israelíes -dos de ellos civiles-.

"Me uno al mundo en condenar la agresión contra Gaza y especialmente el asesinato de civiles", concluyó.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine