Una oleada de inmigrantes se agolpa en la frontera de Macedonia y Grecia

Skopje decreta el estado de emergencia Reino Unido y Francia escenifican el refuerzo de su unidad en el Eurotúnel

21.08.2015 | 03:42
Soldados macedonios vigilan la frontera con Grecia en Gevgelija.

Skopje / Calais

Macedonia decretó ayer el estado de emergencia en las regiones fronterizas del sur y del norte, lindantes con Grecia y Serbia respectivamente, debido a que en las últimas semanas han entrado en el país miles de refugiados sirios, procedentes de Grecia, según anunció el Ministerio del Interior macedonio en la capital, Skopje.

Las fronteras del país con Grecia y con Serbia están desbordadas por la gran afluencia de refugiados que pretenden atravesar el país para continuar su viaje hacia el centro y norte de Europa. Una fuente gubernamental afirmó que el Ejecutivo va a establecer gabinetes de crisis para trazar un plan de acción que permita gestionar la gran afluencia de personas que entran en el país. Según cifras oficiales, más de 40.000 indocumentados llegaron en Macedonia en los dos últimos meses.

La frontera con Grecia, a la altura del paso de Eidomeni, está bloqueada desde el pasado miércoles, por lo que grupos de mujeres, hombres y niños resisten a las altas temperaturas sin tener un sitio donde alojarse ni poder acceder a los servicios básicos. En esa zona solo operan voluntarios de las organizaciones no gubernamentales que les proporcionan comida y asistencia médica básica.

Los miles de refugiados que viajan, principalmente en autobuses, desde Grecia a Macedonia llegan a territorio europeo a través de islas griegas del mar Egeo muy próximas a la costa turca (como Kos), que a diario reciben a miles de indocumentados.

En la otra punta de Europa, en la localidad francesa de Calais, donde la presión migratoria es continua desde hace meses sobre los accesos al Eurotúnel, Francia y el Reino Unido escenificaron ayer, con un acuerdo firmado por sus ministros de Interior, su voluntad de reforzar su acción coordinada contra la inmigración irregular. La crisis migratoria ha llevado a airear estas semanas continuos desacuerdos entre París y Londres que ahora se intentan atajar con un centro de mando conjunto en Calais y un incremento de la ayuda financiera británica a Francia para proteger la frontera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine