EE UU reconoce un ataque "en las inmediaciones" del hospital afgano bombardeado

Médicos Sin Fronteras eleva a veintidós los fallecidos en la clínica de Kunduz

05.10.2015 | 03:45
Soldados afganos, con un herido, camino del hospital de Kunduz.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses reconocieron a última hora del sábado el lanzamiento de un ataque aéreo "en las inmediaciones" del hospital de Médicos Sin Fronteras (MsF) en la ciudad afgana de Kunduz (norte) que fue bombardeado unas horas antes, causando la muerte a 22 personas, según un nuevo balance facilitado ayer por la ONG. Doce trabajadores de MsF y diez pacientes, incluyendo tres niños, murieron en el ataque.

El Pentágono sostiene que el bombardeo que lanzó "en las inmediaciones" del hospital estaba dirigido contra milicianos talibanes que estaban disparando directamente contra militares estadounidenses.

El hospital fue objeto de un ataque aéreo en torno a las 02:10 horas del sábado, a pesar de que MsF asegura haber enviado días antes las coordenadas GPS de la clínica tanto a la OTAN como al Ejército afgano. La ONG denuncia que el bombardeo continuó "durante 30 minutos después de que se informara a responsables militares de Kabul y Washington" de lo que estaba ocurriendo.

Joan Tubau, director general de MsF en España, definió el ataque como "una grave violación del derecho internacional humanitario".

"Insuficiente"

Y añadió que "bajo la clara presunción de que se ha cometido un crimen de guerra, MsF exige que un órgano internacional independiente lleve a cabo una investigación profunda y transparente del incidente", al considerar "insuficiente" la investigación anunciada por EE UU, que es "parte del conflicto".

El director insistió en la gravedad de lo sucedido, al reiterar que "el edificio principal del hospital, donde el personal médico cuidaba de los pacientes, fue alcanzado repetidamente y de forma muy precisa". Tubau criticó además que, en contra de lo que afirmaron algunas autoridades afganas, no había talibanes en el recinto, sino "personal de MsF y pacientes", y aseguró que ninguno de sus trabajadores informó de "enfrentamientos" en su interior.

El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Seddiq Seddiqi, justificó el sábado el bombardeo estadounidense contra el hospital por la presencia allí de talibanes. "Fue terrible ver la pérdida de vidas de médicos de MsF (por el bombardeo), pero lamentablemente los terroristas decidieron ocultarse en el hospital", dijo Seddiqi, que añadió que los "diez o quince terroristas" que entraron en el centro sanitario murieron en el ataque.

Su homólogo en el Ministerio de Salud, Wahidullah Mayar, criticó ayer esa postura, y sentenció que "cualquiera que fuera la situación, va en contra del derecho internacional humanitario bombardear un hospital repleto de personal médico y pacientes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine