La posible entrada de un yihadista belga alerta a la Policía española

El cerebro de los atentados de París envió el pasado junio a España a un miliciano que al final fue detenido en Polonia

22.11.2015 | 04:41
Soufiane Mezroui.

La Policía española se encuentra en alerta desde el pasado viernes por la posible entrada en el país de un presunto yihadista que responde a la identidad de Soufiane Mezroui, según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Las fuentes precisaron que las autoridades españolas han recibido una comunicación en la que se les advierte de que este presunto terrorista podría haber entrado en el espacio europeo y, concretamente, en España. El sospechoso, de 23 años de edad, es de origen belga y sobre él pesa una orden europea de detención cursada por las autoridades de Bélgica.

Mezroui se encuentra buscado desde abril de 2013 por las autoridades belgas por delitos relacionados con terrorismo, según la comunicación que ha recibido la Policía española. Las fuentes explicaron que este tipo de alertas se tienen en la consideración que merece el caso pero que son habituales dentro de la normal colaboración entre las distintas policías europeas.

Entre tanto, ayer se reveló que el cerebro de los atentados de París, Abdelhamid Abaaoud, muerto el pasado miércoles en el asalto policial de Saint-Denis, envió a España desde Siria a un yihadista que, finalmente, fue detenido en Polonia gracias a un aviso cursado por la Guardia Civil a las autoridades de ese país.

Se trata de Abdeljail Ait El Kaid, un yihadista marroquí que en 2014 abandonó Alicante para unirse al grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria. Durante su estancia en el autoproclamado califato conoció a Abaaoud, quien el pasado junio le ordenó regresar a España. No obstante, tras pasar por varios países europeos, el yihadista fue interceptado en Varsovia, la capital polaca, gracias a un aviso cursado por la Guardia Civil a las autoridades de ese país.

Según la información con la que cuentan las policías europeas, a la que tuvo acceso Europa Press, El Kaid partió de Al Raqa, el bastión del EI en Siria, que el grupo proclama como capital de su "califato". Allí había permanecido alrededor de una semana antes de salir rumbo a Europa. Durante esos días, había recibido adiestramiento en el manejo de explosivos. Fue arrestado el 22 de junio en Polonia adonde llegó procedente de Serbia.

Actualmente, El Kaid se encuentra encarcelado en España. Las autoridades españolas investigan ahora cuáles eran los planes concretos que tenía el presunto terrorista, pero lo que sí se sabe con certeza es que no salió solo de Siria.

Con él iba otro yihadista marroquí llamado Reda Hame, siguiendo también las órdenes de Abaaoud, a quien ambos conocían por su nombre de guerra, Abu Omar Sousi. Reda Hame sí tenía instrucciones específicas del cerebro del 13-N de perpetrar un atentado en una sala de conciertos en París, pero fue detenido antes de que pudiese siquiera adquirir las armas, ya que su compañero, al ser detenido en Polonia, reveló sus planes, que fueron comunicados a las autoridades francesas por España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine