Grecia agrava el choque con Austria al negarse a recibir a su ministra de Interior

Son ya más de 120.000 los refugiados llegados este año, el 90% por el Egeo

27.02.2016 | 01:08

El Gobierno griego agrandó ayer su brecha con Austria al negarse a aceptar una visita a Atenas de la ministra del Interior austriaca, Johanna Mikl-Leitner. El enfrentamiento entre ambos países es consecuencia del cierre de fronteras decretado por Viena para los refugiados y quedó patente el jueves en la reunión de ministros de Interior de la UE celebrada en Bruselas, en la que los representantes de ambos países se enzarzaron en un duro enfrentamiento. Además, Grecia llamó el jueves a consultas a su embajador en Viena.

El Consejo comunitario de ministros de Interior se saldó el jueves con un clamoroso fracaso, que deja la adopción de medidas para hacer frente a la crisis de los refugiados a expensas del éxito de la cumbre con Turquía prevista para el 7 de marzo. Los 28 confían en que Turquía detenga la hemorragia de refugiados a cambio de una financiación de 3.000 millones de euros.

Ante la incapacidad de la UE para gestionar con éxito la avalancha de migrantes -son más de 120.000 los que han llegado en lo que va de 2016, de los que más de un 90% han entrado por Grecia-, la ONU anunció ayer la creación de una red de veinte centros de asistencia para niños y familias refugiadas en toda la ruta que recorren desde las islas griegas del Egeo hasta sus destinos en el centro y norte de Europa.

Entre tanto, el Gobierno de Belgrado informó de que Croacia y Eslovenia no aceptarán a partir de ayer mismo más de 500 emigrantes al día procedentes de Serbia, cuyas autoridades cifran en unos 2.000 los refugiados que están en su territorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine