Detención de Salah Abdeslam

Salah Abdeslam dice que renunció a hacerse estallar en París

El presunto responsable logístico de los atentados del 13-N tenía previsto detonar su carga en el Estadio de Francia

20.03.2016 | 16:43

Salah Abdeslam ha declarado ante los investigadores tras su arresto que el 13 de noviembre debía hacerse saltar con un cinturón de explosivos, como los otros tres terroristas del Estadio de Francia, pero dio marcha atrás.

El fiscal de París, François Molins describió este sábado a Abdeslam como "un actor clave" en los ataques yihadistas de esa noche porque "tuvo un papel central en la conformación de los comandos", en los preparativos logísticos y además era uno de los miembros de esos comandos.

Molins, en una conferencia de prensa, contó que el presunto terrorista ha afirmado tras su captura ayer en Bruselas que "quería hacerse explotar en el Estadio de Francia, pero dio marcha atrás", pero a continuación puntualizó que hay que tomar ese relato "con precaución" por diversos elementos que parecen desmentirlo.

El presunto cerebro del aparato logístico de los atentados del 13-N en París, Salah Abdeslam, detenido el viernes en Molenbeek (Bruselas), rechaza ser extraditado a Francia, según anunció su abogado, Sven Mary.

Abdeslam fue puesto este sábado bajo mandato de arresto, inculpado por asesinatos terroristas y participación en actividades de un grupo terrorista, informó la Fiscalía federal belga.

También fue puesto bajo mandato de arresto Amine Choukri, inculpado de los mismos cargos.

El tercer acusado con cargos y privado de libertad fue Abid Aberkan, por participar en actividades de un grupo terrorista y encubrimiento de delincuentes.

Por su parte, Djemila M., a quien se acusa de encubrir a delincuentes, no fue privada de libertad, y Sihane Aberkan fue liberada sin cargos.

El abogado de Abdeslam, Sven Mary, dijo este sábado que su cliente comparecerá el miércoles ante la cámara del consejo de Bruselas, según informó la agencia Belga.

Abdeslam y las otras cuatro personas fueron detenidas el viernes durante un operativo policial en el distrito bruselense de Molenbeek y comparecieron este sábado ante un juez instructor.

Según publica el diario 'La Dernière Heure', gracias a estar vigilando a Abid Aberkan, uno de los detenidos en esa operación, la Policía logró dar con el paradero del fugitivo más buscado de Europa.

Aberkan había asistido este jueves al entierro en Bruselas de Ibrahim Abdeslam, el hermano de Salah, uno de los kamikazes de los atentados de París, y es uno de los miembros de la familia que acogió a Abdeslam en la calle de los Cuatro Vientos en Molenbeek.

Extradición

Mientras tanto, el presidente francés, François Hollande, dijo el viernes que Francia pedirá la extradición de Abdeslam y expresó su confianza en que las autoridades belgas "responderán de la manera más rápida posible". El ministro belga de Justicia, Koen Geens, señaló por su parte que Bélgica era favorable a esa extradición.

Sin embargo, el abogado de Abdeslam dijo que su cliente se opondrá a la extradición."Mi cliente colabora con la Justicia belga y admite que estaba en París el 13 de noviembre" dijo Mary, quien precisó que su estado físico es el de alguien que ha recibido una bala en la pierna, según la agencia Belga.

Abdeslam "deberá responder ante la justicia francesa"

Por su parte, el ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, afirmó este sábado que Salah Abdeslam "deberá responder de sus actos ante la justicia francesa".

La detención de Abdeslam "es un golpe importante a la organización Estado Islámico en Europa", subrayó Cazeneuve en una breve declaración al término del Consejo de Defensa que había organizado el presidente francés, François Hollande, sobre la operación antiterrorista de este viernes en Bruselas.

Pese a todo, advirtió de que esa lucha está lejos de haber terminado y que "el nivel de la amenaza sigue extremadamente elevado, dijo que en las próximas semanas se tomarán disposiciones para continuar la adaptación ante ese riesgo y reiteró la "determinación total" de su país para "yugular la amenaza terrorista".

Subrayó que el Gobierno "está determinado a que se haga toda la luz" sobre los ataques yihadistas del 13 de noviembre, en los que murieron 130 personas y varios cientos resultaron heridas.

Recordó que hubo siete terroristas que murieron esa misma noche, a los que se añadieron tres más "neutralizados" en la ciudad de Saint Denis, al norte de París, el 18 de ese mismo mes y otro abatido esta semana en Bruselas por la policía belga.

Y añadió también que por ahora hay diez imputados por esos atentados, ocho en Bélgica y dos en Francia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine