Lne.es »
CAMINO MORTERA | Investigadora del Centro para la Reforma Europea | FEDERICO STEINBERG | Investigador principal de Economía y Comercio Internacional del Real Instituto Elcano

"Falló Cameron, pero Bruselas ignoró el asunto"

25.06.2016 | 01:46
En la foto de arriba, Camino Mortera en una artística imagen "plano peseta". Debajo, Federico Steinberg.

Oviedo, M. PALICIO

A eso de las tres o las cuatro de la madrugada empezaron a remitir las esperanzas de Camino Mortera, jurista ovetense, investigadora del Centro para la Reforma Europea, un "think tank" sobre asuntos europeos con base en Londres. La ajustada victoria del "remain" en las circunscripciones de larga tradición europeísta ya adelantaban el resultado. O el indicio de un problema. O el fruto, dirá, de una concatenación de errores de los que no escapa por supuesto David Cameron, pero tampoco la UE ni los líderes del Partido Laborista.

-¿Temía que podía pasar?

-Sí y no. Trabajo en Bruselas y allí percibía mucho escepticismo sobre una posible salida, pero el ambiente en el Reino Unido era totalmente diferente. Pasamos de estar convencidos de que esto podía pasar a la sensación, tras el asesinato de la diputada Jo Cox, de que podríamos tener un voto para permanecer en la Unión con un margen mínimo. Hay un ambiente de sorpresa sobre todo entre los expertos, pero tal vez el país entero asumía de algún modo que el resultado iba a avalar la continuidad en la UE.

-Y ahora, ¿qué?

-Eso es lo importante. De momento, se supone que el Reino Unido va a quedarse un tiempo para calmar a los mercados, pero también que se abrirá una intensa lucha por el liderazgo del partido conservador en la que muchos apuntan ya hacia Theresa May, la euroescéptica más moderada.

-¿Prevé un mecanismo traumático de salida?

-El país debe comenzar las negociaciones de la salida con la UE y ahí puede emerger cierta diferencia de opiniones sobre el procedimiento entre la Unión y el Reino Unido. La fórmula legal, que conforme al artículo 50 del Tratado de la UE se supone que habilita al país a irse, tiene algunas desventajas en opinión de ciertos políticos partidarios del "Brexit", que prefieren otra opción. Se inclinan más por una especie de declaración unilateral de independencia mediante la abolición del acta de supremacía, la que permite que el derecho comunitario forme parte del derecho británico. Eso sería horrible, porque entre otras repercusiones haría ilegal mi presencia aquí. Todas las directivas y reglas de la UE quedarían inmediatamente en suspenso, incluido el derecho de un español que trabaje en Londres sin el correspondiente permiso.

-¿Quién ha cometido más errores?

-Es complejo. Este resultado ha sido el resultado de un montón de errores de cálculo de David Cameron, que quiso solucionar sus problemas internos con una consulta en el peor momento de la UE, pero el modo en que Bruselas ha abordado el asunto, ignorándolo, contribuye a la sensación de que la UE está gobernada por una burocracia elitista que no escucha a sus ciudadanos. También ha habido fallos en la campaña de los opositores al "Brexit", que ha sido lenta, ha hecho las cosas demasiado tarde y no ha contado con el apoyo fundamental del Partido Laborista. Sorprende que no hayan hecho una campaña más fuerte. El líder laborista, Jeremy Corbyn, es absolutamente responsable. Como buen antiamericano y antiimperialista, esperó hasta el último momento para declararse con poca vehemencia a favor de la permanencia. Esto también es una derrota para ellos.

-¿Dónde quedará Gibraltar?

-Se convertirá en territorio de un país tercero, aunque teniendo en cuenta que el Reino Unido no forma parte del espacio Schengen tampoco cambiaría mucho, porque ya debe haber controles de frontera. No estoy totalmente familiarizada con los regímenes fiscales, pero Gibraltar es un lugar en el que trabaja mucha gente que vive en España y el libre movimiento de las personas es derecho comunitario y eso puede verse complicado. También hay bastantes pensionistas ingleses que viven en España y pueden tener problemas, aunque lo único cierto es que nos han metido en un lío tremendo a todos y nadie sabe qué va a pasar. Habrá que buscar soluciones no demasiado abruptas para evitar otra crisis económica.

-¿Debería servir una victoria por la mínima?

-Hay muchas voces que ya piden un segundo referéndum, porque sostienen que éste no tiene legitimidad. Estaba claro, en cualquier caso, que el resultado iba a ser muy ajustado y que el resultado sería vinculante. La UE no va a dar otra opción al Reino Unido. Otra discusión más amplia es la que plantea si los referéndos deberían aprobarse por mayorías cualificadas a partir de una participación determinada. Es una discusión que los académicos y los expertos tendremos durante unos cuantos años.

-¿El Reino Unido se rompe?

-En Irlanda del Norte los resultados han sido menos claros, pero en caso de que Escocia consiga otro referéndum de independencia es muy posible que se pueda ir e intente unirse a la UE. Si pasa eso, Cameron no solo habría sacado al Reino Unido de la UE, sino al Reino Unido del Reino Unido. Y todo a causa de los problemas domésticos. Es bastante triste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine