08 de julio de 2016
08.07.2016

Condenado a 18 meses el sacerdote español que filtró papeles del Papa

Lucio Vallejo facilitó el acceso a documentos sobre las finanzas vaticanas y el alto nivel de vida de la curia

08.07.2016 | 03:42
Gianluigi Nuzzi, a la izquierda, y Emiliano Fittipaldi, ayer, tras conocer la sentencia.

El sacerdote Lucio Vallejo Balda, antiguo colaborador del Papa Francisco, fue condenado ayer a 18 meses de cárcel por robo y divulgación de documentos confidenciales de la Santa Sede. Se cierra así el segundo caso de filtraciones que afronta la Iglesia de Roma, conocido como el "Vatileaks" (del inglés, leak: filtración). El primero de ellos fue una de las razones de la renuncia de Benedicto XVI al papado.

Monseñor Vallejo fue el único de los imputados que reconoció ante el juez su culpa. El sacerdote español aseguró haber facilitado documentos y contraseñas actuando bajo presión y por miedo, a los periodistas italianos Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, que publicaron los archivos reservados de la Santa Sede en sendos libros: "Viacrucis" y "Avaricia" y que fueron absueltos porque el tribunal vaticano se declaró incompetente para juzgarlos. Los libros revelaban detalles sobre las finanzas vaticana y el alto nivel de via de algunos miembros de la curia.

Los delitos imputados a los acusados eran dos. Por un lado, asociación para delinquir, que concernían a monseñor Vallejo, a la publicista italiana Francesca Chaouqui y al secretario del sacerdote español, Nicola Maio y, por el otro, divulgación de documentos reservados, en el que también estaban implicados los dos periodistas antes citados. El tribunal consideró a todos absueltos del primero de los delitos, mientras que Vallejo y Chaouqui fueron condenados por filtración de documentos. Sin embargo, ésta última no irá a prisión porque su pena -10 meses de cárcel- fue suspendida por el tribunal tras anunciarse la sentencia.

Las detenciones del prelado español y de la publicista se dieron a conocer el pasado 2 de noviembre. Esa misma semana se publicaron los dos libros que contenían documentos confidenciales. Chaouqui, embarazada de varias semanas, fue puesta en libertad. Pero Vallejo ha permanecido privado de libertad durante todo el proceso, confinado en sus dependencias privadas al no haber cárcel en el Vaticano. La fiscalía solicitaba para el prelado tres años y un mes de reclusión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine