13 de julio de 2016
13.07.2016

Clinton logra la unidad demócrata al recibir el apoyo de Sanders, que se resistió un mes

13.07.2016 | 01:55

Barack Obama acudió ayer a Dallas para asistir al funeral de los cinco agentes asesinados a tiros el pasado jueves durante una manifestación en la ciudad texana. Una matanza que, junto con las anteriores muertes de dos jóvenes negros a manos de la Policía, ha agitado las tensiones raciales en EE UU.

En un acto multiconfesional Obama afirmó: "Estoy aquí para insistir en que no estamos tan divididos como parece. Estoy aquí para decir que debemos rechazar esa desesperación". A pesar de ello, Obama reconoció también que el baño de sangre "había expuesto los fallos de nuestra democracia". Una democracia que, aseveró, ha realizado grandes avances en cuestiones raciales.

Asimismo, el Presidente aprovechó la ocasión para recordar la "importancia y el peligro" al que se enfrentan los policías en su trabajo diario."Una abrumadora mayoría de los agentes de policía merece nuestro respeto, no nuestro desdén", recalcó entre los aplausos de los asistentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine