30 de julio de 2016
30.07.2016

La convención demócrata que enderezó Michelle Obama

30.07.2016 | 05:40

El discurso de Michelle Obama significó el punto de inflexión de una convención que había comenzado torcida. WikiLeaks filtró, para empezar, los correos de los gerifaltes del partido en los que se constataba su favoritismo por Clinton en detrimento de Sanders. Ante tal evidencia, dimitió la Debbie Wasseman Schultz, la presidenta del comité nacional. Al senador de Vermont le bastó el gesto y enterró el hacha de guerra. Sus seguidores, más ruidosos, no tanto. Por si fuera poco, se publicaban las primeras encuestas en meses en las que Donald Trump descollaba sobre Clinton. La bronca entre el magnate y Ted Cruz durante el cónclave republicano parecía que iba a quedar en una niñería comparado con lo que se les venía encima a los demócratas.

Pero no. En estas habló Michelle Obama: "Me despierto cada mañana en una casa que fue construida por esclavos -la Casa Blanca-. Y veo a mis hijas, dos jóvenes negras, inteligentes y hermosas jugando en ella. Gracias a Hillary Clinton ahora dan por sentado que una mujer puede ser presidente de EE UU". Y los demócratas creyeron que pueden ganar las elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine