29 de agosto de 2016
29.08.2016
Investigación

En libertad los sospechosos por el incendio en Bruselas

El fuego, provocado, afectó al Instituto de Criminología - Se cree que el fuego buscaba destruir pruebas

30.08.2016 | 04:07
En libertad los sospechosos por el incendio en Bruselas

Las cinco personas detenidas en relación con el incendio y posterior explosión en la sede del Instituto Nacional de Criminalística y Criminología (INCC, por sus siglas en francés) de Bélgica han quedado en libertad y sin cargos tras ser interrogadas, informó la Fiscalía de Bruselas en un comunicado.

El Ministerio público precisó que ya se ha asignado el caso a un juez de instrucción, quien ha visitado el lugar de los hechos junto con el fiscal. Además, han comenzado los peritajes en el escenario del suceso tras designar a diferentes expertos.

La Fiscalía precisó que, a petición del juez de instrucción, no se harán públicos los detalles de la investigación hasta conseguir nuevos avances.

No obstante, el Ministerio público ofreció una rueda de prensa por la mañana para informar sobre lo ocurrido e indicó que no descarta ninguna hipótesis y que no puede confirmar ni desmentir por el momento que se trate de un acto terrorista.

El portavoz de la Fiscalía Gilles Dejemeppe señaló, según recoge el diario "Le Soir", que el incendio declarado en la madrugada del domingo al lunes en este centro situado en Neder-Over-Heembeek, al norte de la región de Bruselas capital, tiene un "origen criminal".

Las cinco personas interrogadas pertenecen al "entorno inmediato" del instituto, indicaron las autoridades, que tratan de determinar si tuvieron un papel en el suceso y, en caso afirmativo, confirmar cuál pudo ser.

Destrucción de pruebas

Según dijo el portavoz, "está claro que los sospechosos tenían el interés de hacer desaparecer elementos de sus expedientes". Sobre la posibilidad apuntada por varios medios belgas de que los atacantes se abrieran paso con un vehículo para entrar en el edificio, la Fiscalía descartó esta teoría.

Sí precisó que los autores forzaron las vallas del perímetro y prendieron fuego a su vehículo para intentar destruir las pruebas guardadas en el laboratorio del edificio. En ese sentido, se ha abierto una investigación por incendio provocado y degradación por explosión.

"Todavía no sabemos si hay pruebas que han sido destruidas, podremos verlo en cuanto tengamos acceso al edificio. Será en ese momento cuando podremos valorar el impacto de este incendio sobre el funcionamiento de casos concretos", aseguró la sustituta y portavoz del procurador del rey, Ine Van Wymersch.

Por el momento, los investigadores no han detectado restos de explosivos y el origen de la explosión escuchada en el edificio es desconocido, aunque el examen del lugar continúa.

Fuentes policiales confirmaron que el incendio no fue causado por una explosión, que probablemente ocurrió después de iniciarse el fuego.

"Los incendios pueden provocar explosiones, sean cometidas o no por los autores", comentó Dejemeppe, quien apuntó que en un laboratorio científico "puede haber elementos en su interior que provoquen explosiones".

Investigaciones

Aseguró que es "prematuro" concluir la ausencia de explosivos teniendo en cuenta que "las primeras constataciones han sido muy limitadas" y que la inestabilidad del edificio ha impedido prácticamente a los efectivos del Ministerio público entrar en el lugar.

El ministro belga de Justicia, Koen Geens, indicó a través de Twitter que la Fiscalía de Bruselas realiza una investigación y que "por el momento no se puede sacar ninguna conclusión".

El INCC es una institución científica federal que depende del ministerio de Justicia y alberga información sensible sobre investigaciones abiertas y expedientes judiciales.

Su función es la de realizar investigaciones científicas a petición de las instancias judiciales a fin de identificar a los autores de infracciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine