07 de septiembre de 2016
07.09.2016

Alemania anuncia una bajada de impuestos de 15.000 millones en 2017, año electoral

"Preocupaciones cada vez mayores" provocan un fuerte incremento de las partidas de seguridad interior y defensa

07.09.2016 | 05:50
Merkel, ayer, en el Bundestag, cámara baja del Parlamento alemán.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunció ayer una bajada de impuestos de hasta 15.000 millones desde 2017, ejercicio que, en otoño, conocerá comicios legislativos en los que la canciller Merkel intentará su reelección para un cuarto mandato. El anuncio, consecuencia de fuertes presiones desde la cúpula de la gobernante CDU de la canciller Merkel, llega dos días después de que esa formación perdiera a manos de la ultranacionalista y xenófoba AfD el liderazgo de la derecha en el "land" de Mecklemburgo-Antepomerania.

A finales de agosto, Merkel descartó que, pese al superávit de las cuentas públicas germanas en el primer semestre de este año (18.500 millones), fuese a practicar rebajas fiscales a corto plazo. Alegó Merkel que la bonanza no está garantizada en el segundo semestre y que el Estado alemán tiene que hacer fuertes inversiones en infraestructuras y en la asimilación del millón largo de refugiados que ha recibido.

En todo caso, dijo Merkel el pasado 28 de agosto, si hubiese una rebaja fiscal sería para la próxima legislatura. Sin embargo, en el anuncio hecho ayer por Schäuble durante la presentación del proyecto de presupuestos federales para 2017, que ya incluyen una rebaja de 2.000 millones, no quedó claro en qué momento del próximo año se acometerá la disminución de la presión fiscal.

Lo que sí precisó Schäuble fue que las rebajas impositivas beneficiarán principalmente a la clase media y a las pymes. El Ministro apuntó que el mínimo exento y la exención por hijos se elevarán, al igual que algunas de las ayudas sociales. De igual modo, la subida de los precios (0,6% acumulado desde enero) será tenida en cuenta en lo que se denomina en Alemania la "progresión fría", para que las subidas del salario bruto no acaben, vía impuestos, generando un menor sueldo neto.

Uno de los rasgos más destacados del proyecto presupuestario presentado ayer por Schäuble fue un importante incremento de los presupuestos para seguridad interna y externa en los próximos años, apenas mes y medio después de que en la segunda quincena de julio, Alemania fuera escenarios de los tres primeros ataques yihadistas registrados en el país.

Schäuble explicó que "tanto las amenazas como los temores" son cada vez mayores en un "contexto internacional incierto", y añadió que Alemania y Europa están "experimentando un cambio" y que las "preocupaciones son cada vez mayores".

El titular de Finanzas detalló que el presupuesto para Defensa se elevará en 1.700 millones en 2017 y en 10.000 millones hasta 2020. Además, indicó que el plan financiero que acompaña a los Presupuestos incluye un aumento del gasto en seguridad interna de 2.200 millones hasta 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine