29 de agosto de 2017
29.08.2017

Trump deroga la orden de Obama que limita el acceso policial a material militar

Moscú alerta de que las relaciones con - EE UU se precipitan a "un hoyo" sin salida

29.08.2017 | 03:19
Marcha por la defensa de los derechos civiles, ayer, en Washington.

El presidente de EE UU, Donald Trump, dio ayer un paso adelante en el suministro de material militar a las policías locales, al revocar la orden ejecutiva de su predecesor, Barack Obama, por la que se limitaba el acceso de la Policía a ese tipo de equipo. Obama tomó esa medida tras los episodios de violencia policial contra ciudadanos negros en 2015.

Según anunció el fiscal general, Jeff Sessions, en la convención nacional de la Orden Fraternal de la Policía en Nashville (Tennessee), Trump ha decidido recuperar el programa por el que se proveía a los departamentos de policía locales con equipo militar sobrante, como armas de gran calibre y lanzagranadas. La anulación de la orden ejecutiva de Obama, dijo Sessions, "hará más fácil protegerlos a ustedes y a sus comunidades".

Entre tanto, nuevas revelaciones sobre la trama rusa llegaron desde los medios. El diario "The Washington Post" informó de que Trump negociaba la construcción de "una enorme Trump Tower en Moscú" cuando ya era candidato a la Casa Blanca.

El rotativo, que cita como fuentes a personas familiarizadas con la propuesta, así como registros revisados por los abogados de la empresa de Trump, aseguró que dichas negociaciones se llevaron a cabo a finales de 2015 y principios de 2016, después de que Trump anunciase oficialmente su candidatura a la presidencia el 15 de junio de 2015. Como parte de las discusiones, según el diario, el promotor inmobiliario de origen ruso Felix Sater instó a Trump a viajar a Moscú para promocionar la propuesta y sugirió que podría hacer que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera "grandes cosas" sobre él.

Trump no llegó a viajar a Rusia. El "Post" asegura que finalmente el proyecto se abandonó debido a que los inversores carecían de los terrenos y permisos necesarios.

Estas revelaciones llegan cuando las relaciones bilaterales siguen estando en un nivel muy bajo, pese a las expectativas abiertas por la elección de Trump. Una portavoz del ministerio de Exteriores ruso aseguró que esas relaciones se están precipitando a un "hoyo del que no se puede salir", por lo que "hay que hacer que prevalezca el sentido común".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine