21 de noviembre de 2017
21.11.2017
ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo
Situación de incertidumbre

El fracaso negociador podría abocar a unas nuevas elecciones en Alemania

La mayoría social desea repetir los comicios tras no prosperar las conversaciones entre partidos

21.11.2017 | 11:22
Angela Merkel es partidaria de nuevas elecciones en Alemania.

Dos de cada tres ciudadanos lamentan el fracaso de las conversaciones para formar un gobierno de coalición en Alemania y más de la mitad de los ciudadanos prefieren que se convoquen nuevas elecciones en Alemania, antes que cerrar una gran coalición, de acuerdo con el barómetro político de la cadena de televisión pública alemana ZDF publicado este martes.

El 64 por ciento de los encuestados habría visto bien una alianza entre los conservadores de Angela Merkel, los liberales y los Verdes, frente a un 21 por ciento que se mostró contento por el fracaso de las conversaciones, ha informado la cadena de televisión.

El líder del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner. EFE

El 55 por ciento de las personas que participaron en el sondeo creen que el Partido Liberal (FDP), que fue el que interrumpió las negociaciones por sorpresa el domingo por la noche, es el culpable del fracaso del diálogo. Un 39 por ciento ve a los Verdes como los principales responsables, un 37 por ciento a la Unión Cristianosocial (CSU) y un 34 por ciento a la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Si los ciudadanos pudieran elegir entre nuevas elecciones en Alemania, un gobierno en minoría o una gran coalición, la mayoría apostaría por nuevas elecciones. Un 51 por ciento está a favor de repetirlas, frente al 43 por ciento que está en contra.

Por el contrario, un 48 por ciento de los alemanes ve bien una gran coalición entre los conservadores (CSU/CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD), frente al 46 por ciento que prefieren que sea otra alianza la que esté al frente del país. Sin embargo, una gran coalición está de momento descartada debido a la negativa del SPD para volver a formar parte de un Ejecutivo con Merkel. Sólo un 30 por ciento de los encuestados está a favor de un Gobierno en minoría de los conservadores. Un 64 por ciento lo rechaza.

En el caso de que finalmente haya nuevas elecciones en Alemania, un 40 por ciento cree que esto beneficiaría, sobre todo, al partido ultraderechista de Alternativa para Alemania (AfD). Un 39 por ciento cree que los conservadores tendrán que hacer frente a pérdidas.


Grandes diferencias


Desde el principio, Alemania fue consciente de las grandes diferencias entre conservadores, liberales y ecologistas. Sin embargo, a pesar de que se especuló sobre la posibilidad de que el primero en abandonar las negociaciones fuera el partido de Los Verdes, al final, tras cuatro semanas de contactos y reuniones maratonianas, acabó siendo el partido liberal FDP el que se levantó de la mesa.

A partir de ese momento comenzó un cruce de acusaciones entre los implicados. Mientras desde Los Verdes acusaban a los liberales de anteponer el interés del partido al del país, desde los liberales criticaban el papel de Merkel como líder en las negociaciones y desde los conservadores hablaban de "diferencias insalvables" entre ecologistas y liberales.

El presidente de Alemania, Frank Walter-Steinmeier. EFE

"Para Alemania es un revés. Pocas veces se ha debatido tanto tiempo y de manera tan intensa para abrir la ronda de negociaciones formales para una posible coalición", reconocía el diario 'Süddeutsche Zeitung'.

La decisión de los liberales situó de nuevo todas las miradas en el SPD, ante la posibilidad de que pudiera dar marcha atrás en su decisión de volver a la oposición tras cuatro años de Gobierno con Merkel y de sufrir el peor resultado electoral de su historia, pero el SPD se mantiene firme y ha descartado reeditar una coalición con los conservadores. Por el contrario, asegura no temer una convocatoria de nuevas elecciones.

"El hecho de que la única alternativa que quede sea una eterna Gran Coalición, como vivió durante décadas Austria, por ejemplo, es algo que nadie puede desear realmente", señala 'Die Zeit' sobre la posibilidad de unas nuevas elecciones.

Le negativa del SPD y el fracaso de las negociaciones para la coalición "Jamaica" entre liberales, conservadores y verdes solo deja otras dos posibilidades: nuevas elecciones o un Gobierno en minoría con la inestabilidad que ello conlleva, tanto para el propio país como para la Unión Europea, ya que Alemania es la economía más potente del bloque.

De momento, el presidente federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, ha hecho un nuevo llamamiento a la responsabilidad política de los partidos y les recordó el mandato que el electorado ha depositado en ellos, en un llamamiento a evitar unas nuevas elecciones. Una cosa está clara y es que Alemania se encuentra ante un hecho inédito hasta ahora. "Naturalmente que se trata de un terreno complicado, pero sólo porque no se haya dado nunca esta situación hasta ahora en Alemania no hace que el país se hunda en el caos", considera 'Die Zeit'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine