10 de diciembre de 2017
10.12.2017
Elecciones regionales

Los nacionalistas corsos logran la mayoría absoluta

La coalición de autonomistas e independentistas pedirá a París un estatuto de autonomía en tres años

11.12.2017 | 00:21
El autonomista Simeoni, con el independentista Talamoni.

Los nacionalistas corsos lograron este domingo una muy holgada mayoría absoluta en las elecciones para la Asamblea regional que les permitirá adoptar una posición de fuerza para reclamar al Gobierno francés su principal objetivo, un estatuto de autonomía plena en tres años.

La coalición formada por los autonomistas de Gilles Simeoni y los independentistas de Jean-Guy Talamoni obtuvo en esta segunda vuelta el 56,5% de los votos, de acuerdo con los resultados oficiales.

Eso supone un avance significativo respecto a la primera vuelta hace una semana, cuando la plataforma Pè a Corsica (Por Córcega) ya se habían destacado ampliamente del resto con un 45,36%.

Una de las explicaciones es el trasvase de votos de otra lista nacionalista que fue eliminada el día 3 con un 6,69% de los votos (el mínimo para pasar era un 7%).

Otra clave podría estar en la alta abstención, que fue esta vez del 47,4% después del 47,9% una semana antes.

La coalición nacionalista, que ya había estado desde los comicios precedentes, hace dos años, al frente de las instituciones regionales -Simeoni era el presidente del consejo ejecutivo, el "gobierno". y Talamoni de la Asamblea- controlará todavía mucho más las riendas de la nueva colectividad, fusión de la región y de los dos departamentos que la componen.

De acuerdo con las proyecciones de los primeros resultados en términos de escaños, en la Asamblea le corresponderían de 40 a 42 de un total de 63, cuando en los anteriores comicios de 2015 habían conseguido 24 (de un total de 51).

Muy lejos detrás de los nacionalistas, quedó en segunda posición la lista encabezada por el regionalista de derechas Jean-Martin Mondoloni, con un 18,29% de los votos.

Por detrás venían la de Jean-Charles Orsucci, que cuenta con el apoyo del partido del presidente francés, Emmanuel Macron (con un 12,67%), y la de Valérie Bozzi respaldada por Los Republicanos, la gran formación conservadora francesa (12,57%).

Estaban convocados a las urnas 234.288 electores en una isla que tiene algo más de 324.000 habitantes.

Simeoni se mostró satisfecho por los resultados y, en declaraciones a la emisora 'France Bleu Frequenza Mora', dijo que ahora de lo que se trata es de "implicar al mayor número de mujeres y de hombres (...) para el desafío de construir este país".

Una obra, a su juicio "inmensa" que pasa por el desarrollo económico, la lucha contra las desigualdades sociales y los desequilibrios territoriales, pero también por "construir una nueva relación con el Estado" mediante "el necesario diálogo con París".

"París no podrá negar la democracia"


Para Talamoni, después de que los corsos reiteraran "la confianza masiva en (su) mayoría, París no podrá mantenerse mucho tiempo negando la democracia", porque en caso contrario reaccionarán con "movilizaciones populares" y denuncias de "la actitud de Francia en las capitales europeas".

"Espero que la razón acabará prevaleciendo y "se abrirán negociaciones en las próximas semanas" con el Gobierno francés, añadió el líder independentista en la misma emisora.

Más allá de sus diferencias, la coalición nacionalistas Pè a Corsica no lleva en su programa electoral la consecución de la independencia, sino un estatuto de autonomía en los próximos tres años que pueda aplicarse plenamente en un horizonte de diez años.

De hecho, ni siquiera Talamoni se la plantea a medio plazo, y considera que en el próximo decenio la independencia no es viable porque una etapa previa es garantizar un desarrollo económico que permita a Córcega (la región menos desarrollada de la Francia metropolitana) responder a sus necesidades.

Otras de sus reclamaciones a París son que la lengua corsa sea cooficial en la isla con el francés o un estatuto de "residente" que suponga una preferencia respecto a otros franceses que acuden a Córcega -por ejemplo en el acceso a la propiedad-.

También que los corsos encarcelados por terrorismo vuelvan a la isla, con el argumento de que el Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC) anunció en 2014 el abandono de las armas, con lo que se puso fin así a cuatro décadas de violencia política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine