30 de junio de 2016
30.06.2016

Los prejubilados del campo seguirán cobrando hasta los 65 años

Los 600 afectados recibirán atrasos y recuperan derechos que quedan reflejados en el Plan de Desarrollo Rural

30.06.2016 | 01:37

Los 600 prejubilados asturianos del sector agrario, que se acogieron en su día al cese anticipado de la actividad, las medidas puestas en marcha, entre otras cosas, para facilitar el trasvase de ganaderías a propietarios más jóvenes, tienen garantizado el cobro de sus percepciones mensuales, hasta que cumplan la edad reglamentaria de jubilación, que este caso es de 65 años.

El pasado 16 de junio, la Comisión Europea aprobó una modificación del Plan de Desarrollo Rural de Asturias, diseñado para el periodo 2014-2020, que permite a la consejería de Desarrollo Rural que los beneficiarios del cese anticipado perciban los atrasos que les adeuda la Administración y que continúen cobrando hasta el momento de la jubilación definitiva.

La medida tranquiliza a un buen número de exganaderos de los sectores vacuno de leche y carne, que fueron los beneficiarios de unos planes puestos en marcha a finales de los años noventa, en principio para el vacuno de leche, y que luego se ampliaron al sector de la carne, por la presión ejercida por las organizaciones agrarias.

El problema vino dado porque al ampliarse la edad de jubilación para todos los trabajadores, los del cese anticipado habían perdido derechos, que ahora recuperan tras la modificación.

De no haberse producido este acuerdo, los acogidos al cese anticipado tendrían que seguir pagando sus cotizaciones, a pesar de haberse prejubilado, o volver a poner en marcha sus explotaciones, que hubiera sido un grave problema, ya que la mayoría las transfirió o cedió a descendientes o terceras personas .

El 1 de agosto de 2011 se publicó la actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social. Como consecuencia de su aplicación a partir de 2013 se modificó la edad de jubilación, establecida hasta aquél momento de forma general en los 65 años, incrementando progresivamente tanto los períodos cotizados como la edad exigida para la jubilación.

Hasta la finalización de la medida en 2021, quedan en la región unos 600 beneficiarios de cese anticipado en la actividad agraria con ayudas previstas hasta los 65 años.

Muchos de ellos temían ver aumentada su edad de jubilación, perdiendo la única fuente de ingresos de la que disponen en la actualidad.

La consejería de Desarrollo Rural inició gestiones con la Administración General del Estado tendentes a dejar a los beneficiarios de estas ayudas fuera de la aplicación de la Ley.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine