28 de septiembre de 2017
28.09.2017

La sustitución de leche de vaca por soja es un error, aseguran los nutricionistas

La doctora Pilar Matía recomienda comer entre dos y cuatro lácteos al día, también los adultos

29.09.2017 | 04:02
De izquierda a derecha, la doctora Pilar Matía; la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Iglesias; el representante de INLAC y ganadero, Ramón Artime; y el director del colegio de las Teresianas, Ramón Fernández, ayer durante la celebración del Día Mundial de los Lácteos en la escuela.

La sustitución de la leche de vaca por las nuevas bebidas de soja y arroz es un error, según aseguran los nutricionistas. La doctora Pilar Matía, del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, aconseja consumir entre dos y cuatro lácteos al día "en todas las etapas de la vida". "Un adulto podría vivir sin leche, pero no es recomendable, porque es un alimento que aporta unos nutrientes -calcio, proteínas y vitaminas A, B y D- que no proporciona ningún otro", resalta la nutricionista, que pide "leer la etiqueta" antes de comprar bebidas alternativas. "No hay leche de soja ni de arroz. La leche solo es de vaca. Y hay que tener en cuenta que estos nuevos refrescos contienen hidratos de carbono simples y sacarosa, que no son buenos", explica.

Pilar Matía hizo estas reflexiones ayer con motivo del Día Mundial de los Lácteos en la Escuela, que la interprofesional láctea INLAC celebró en el colegio Santa Teresa de Jesús con el objetivo de concienciar a los más pequeños. En esta ocasión, fueron los alumnos de quinto de Primaria, que estuvieron acompañados de sus abuelos. El representante de la organización, y también presidente del sindicato ganadero Asaja, Ramón Artime, señaló que el consumo de leche aumentó un 2,3% en Asturias durante 2016. Se trata del segundo año consecutivo en el que crece la compra de lácteos, tras un periodo de fuerte caída: un 7,5% entre 2010 y 2014, que el sector relaciona con la irrupción en el mercado de nuevas bebidas. El año pasado los asturianos bebieron 91,49 litros de leche per cápita, siendo solo superados por los castellanoleoneses, que consumen más de 96 litros por persona. Le siguen los gallegos, los navarros, los extremeños y los aragoneses.

Pese a este repunte, la ingesta sigue situándose por debajo del número de raciones recomendadas. Por ello, INLAC pidió ayer al Principado que refuerce la presencia de lácteos en los comedores escolares. En este sentido, el ganadero Ramón Artime, de Gózon, insistió en que la "leche de vaca no es mala; es peor no beberla" y dijo que al comprarla "estamos contribuyendo a que haya ganaderos en Asturias y en España". En esta misma idea abundó la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez: "El Principado tiene industrias lácteas, así que cuando tomamos leche envasada en nuestra comunidad o productos derivados elaborados aquí, apoyamos también nuestro tejido económico e industrial".

La nutricionista Pilar Matía, integrante del comité científico de INLAC, afirmó que el consumo de lácteos es especialmente importante entre los niños y los abuelos. Estos últimos, señaló, "necesitan proteínas que son difíciles de cubrir si no toman leche". Matía destaca que los lácteos tienen un "patrón dietético saludable", que no contienen otros alimentos. "En nutrición siempre hay mucho concepto erróneo por la publicidad y las redes sociales. La moda de consumir productos alternativos carece de evidencia científica", remarcó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine