Riaño forma a 22 médicos de toda Asturias en el uso de técnicas radiológicas en urgencias

El empleo de ecógrafos portátiles en la propia unidad de emergencias permite ganar tiempo para acelerar y orientar los diagnósticos

 
Dos médicos de urgencias realizan una práctica con el ecógrafo en presencia de José Antonio Vidal, a la izquierda, y de Nabor Díaz.
Dos médicos de urgencias realizan una práctica con el ecógrafo en presencia de José Antonio Vidal, a la izquierda, y de Nabor Díaz. juan plaza

El salón de actos del Hospital Valle del Nalón se ha convertido estos días en un improvisado servicio de radiología. Una veintena de médicos de urgencias de toda Asturias participa en un novedoso curso sobre el manejo del ecógrafo en los servicios de emergencia. Riaño es, junto a Avilés y Cangas del Narcea, el único centro que dispone de ecógrafo integrado en urgencias, aunque la intención del Principado es extender su uso a toda la red hospitalaria regional. La utilización de este aparato permite agilizar y orientar el diagnóstico. Fundamentalmente se emplea en traumatismos y trombosis venosas.

Langreo, M. Á. G.


Médicos de urgencias de toda Asturias participan estos días en un novedoso curso de técnicas radiológicas en el Hospital Valle del Nalón. El objetivo de la experiencia es adiestrar a los facultativos en el manejo del ecógrafo, un aparato que permite orientar y agilizar el diagnóstico y que el Sespa pretende instalar de forma progresiva en los servicios de urgencias de toda la red hospitalaria de la región. Por el momento, la unidad de emergencias de Riaño es la única de la región -junto a los hospitales de Cangas del Narcea y Avilés- que dispone de un ecógrafo portátil integrado en sus instalaciones.


El I Curso taller de ecografía para médicos de urgencias es totalmente novedoso, ya que hasta el momento «sólo se habían realizado algunas jornadas de formación puntuales de 8 o 10 horas, nunca algo tan exhaustivo», según explicó José Antonio Vidal, coordinador de la unidad de urgencias del Hospital Valle del Nalón. En la experiencia están tomando parte 22 médicos de urgencias de los tres hospitales que ya disponen de ecógrafo en urgencias, junto con facultativos del Hospital Central de Asturias, en Oviedo. También participan profesionales de los servicios de radiología. La intención del Sespa es que los facultativos participantes se conviertan en la «avanzadilla» que después difundirá en sus centros de trabajo de origen el conocimiento adquirido.


La prueba se realiza fundamentalmente en casos de traumatismos abdominales, con objeto de detectar posibles hemorragias internas. También se emplea en situaciones de contusiones en partes blandas y trombosis venosas. Según la estimación de los profesionales, un 10 por ciento de los pacientes que pasan por urgencias es sometido a la prueba de la ecografía.


«La idea es llevar la prueba radiológica a la cabecera del paciente, lo que permite agilizar y orientar el diagnóstico. De momento, la idea es llegar a los servicios de urgencia, aunque ya hay lugares en España en los que hay ecógrafos portátiles en la propia uvi móvil», argumentó Vidal, que también destacó que los tres expertos que, desde el lunes y hasta hoy, miércoles, dan las charlas formativas «son profesionales de talla internacional en su campo». Se trata, en concreto, de los doctores Ángel Rodríguez Lorenzo, Nabor Díaz Rodríguez y Jordi Permanyer, que hoy cerrará el curso con las pruebas que deben realizarse en casos de fracturas y politraumatismos.


El curso está organizado por el Instituto Adolfo Posada, el Hospital de Riaño y la colaboración de General Electric, que cede dos equipos para las prácticas.

Enlaces recomendados: Premios Cine