Empleados de Renfe y Adif reclaman que se acelere la obra del corte ferroviario

Los trabajadores temen que la actuación, que durará seis meses y dejará sin tráfico de Feve al Valle, provoque una pérdida de viajeros en la línea

22.08.2015 | 05:24
Operarios, trabajando a la altura del barrio Urquijo.

Los comités de empresa de Renfe y Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) demandan al Principado que ejecute "lo más rápido posible" las obras que provocarán el corte de la circulación de trenes de la antigua línea de Feve por el valle, desde Tuilla a Laviana. Los trabajadores ferroviarios defienden que el tráfico, que se interrumpirá debido a las obras de soterramiento de las vías en Langreo, se restablezca en el plazo más breve dado que puede ocasionar una pérdida de viajeros.

Los presidentes de los comités de empresa de Renfe y Adif en Asturias, Luis Blanco y Jorge Luis Fernández, coinciden al pedir que se aceleren las obras, una solicitud que fue trasladada también por el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, que considera "excesivos" los seis meses que ha establecido la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente para acometer los trabajos. La estrechez del tramo en el que se tiene que actuar ahora, en las proximidades del barrio Urquijo de La Felguera, provocan este corte. Durante el periodo en el que se produzca, los viajeros serán traslados desde las diferentes paradas de la línea en el valle hasta Tuilla, que será salida y destino de los trenes.

Fernández destacó que esta medida que se toma enmarcada en las obras de soterramiento de las vías en Langreo "podría provocar una pérdida de viajeros" durante ese periodo de seis meses ya que tendrán que dirigirse a las estaciones y apeaderos para esperar allí al autobús. Pero, apuntó, hay que tener en cuenta que "después puede ser difíciles de recuperar". "Y ya se perdieron usuarios al sacar la estación del centro de Gijón", aseveró. A lo que Luis Blanco añadió que las estaciones de Sama y La Felguera están afectadas por los trabajos y que para que concluyan las obras, iniciadas a finales de 2009, falta la instalación de la infraestructura ferroviaria (vías, sistema de señalización y el tendido eléctrico).

"El corte es necesario desde el punto de vista técnico", dijo Luis Blanco, que añadió que "la sociedad reclama que las obras del soterramiento acaben lo antes posible". Los presidentes de los comités de empresa de Renfe y Adif consideran que se tiene que pelear para que la línea Gijón-Laviana se modernice. "Fue la tercera que se puso en marcha en España", recordó Blanco.

El corte de la circulación de trenes entre Tuilla y Laviana está prevista para el próximo mes. Desde el inicio de la actuación el tráfico no ha sido interrumpido pero ahora, debido a cuestiones técnicas, no es posible compatibilizarlo con los trabajos. Como paso previo a esta actuación, ya se ha cerrado al tráfico la calle Pepita Fernández Duro, la recta de Valnalón. Un corte que se inició el pasado 3 de agosto y que se prolongará durante siete meses.

Semanas atrás también sufrió cortes la calle Francisco Ferrer, para la instalación de las vigas y las placas que se sustentan en ellas del túnel en la zona próxima al Centro Integrado de Formación Profesional (FP) de Imagen y Sonido (Cislan).

En las obras del soterramiento se han invertido hasta ahora 43,3 millones de euros de los más de 68 que eran necesarios para concluir la obra civil. Esta primera fase de los trabajos concluirá, según los cálculos de la consejería, en septiembre de 2017. Tanto la urbanización como la infraestructura ferroviaria no tienen, por el momento, financiación. Una incógnita que la Plataforma por el Soterramiento de las Vías exige que se despeje cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine