La obra para rebajar la altura de la casa de Barros que fue desalojada acaba esta semana

25.08.2015 | 05:06
Las hermanas Sebastiao delante de su casa.

Las obras que el Ayuntamiento de Langreo ejecuta por sentencia judicial en una casa de Barros para rebajar su altura concluyen esta semana. La familia que reside en este domicilio, compuesta por tres hermanas, fueron desalojadas temporalmente del domicilio el pasado mes de mayo tras oponerse en varias ocasiones a abandonar la vivienda mientras se ejecutasen los trabajos.

Los trabajos finalizarán esta semana y la familia Sebastiao Baptista podrá volver a su domicilio, según aseguró el concejal de Obras, Elías López. Sin embargo, las propietarias no están conformes con las obras realizadas y reclaman otras reparaciones. "El Ayuntamiento no quiere realizar varios arreglos", señaló Manuela Sebastiao, que aludió a que "la fachada está estropeada y un canalón no desagua". El concejal de Obras señaló que las peticiones "no se encuentran dentro de las obras estipuladas" y que ya se sustituyó la bañera por una ducha, la colocación de azulejos en el baño o la instalación de puertas correderas.

La familia ha sido realojada por el Ayuntamiento durante estos meses en un hotel. El Consistorio había concedido hace 15 años la licencia de ampliación de la casa, una obra que posteriormente el juez declaró ilegal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine