La familia desalojada de la casa de Barros regresa a su vivienda

Las tres vecinas alertan de deficiencias en la obra realizada por el Ayuntamiento para rebajar la altura del inmueble

12.09.2015 | 05:05

La familia de Barros que fue desalojada de su casa para rebajar la altura del edificio regresó ayer a su hogar. Las habitantes del inmueble, que se habían negado en un principio a volver a la residencia familiar por las deficiencias detectadas, siguen sin estar de acuerdo con la obra realizada por el Consistorio.

Las tareas que el Ayuntamiento de Langreo realizó por sentencia judicial concluyeron a finales de agosto. La familia que reside en el domicilio, compuesta por tres hermanas, fue desalojadas temporalmente en mayo, mientras se hacían los trabajos, tras oponerse en varias ocasiones a abandonar la vivienda. La familia fue realojada por el Ayuntamiento durante estos meses en un hotel.

Sentencia

El Ayuntamiento de Langreo acometió la obra para dar cumplimiento a la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que obligaba al Consistorio a derribar parte del edificio. La familia de Barros había obtenido hace tres lustros una licencia municipal para ampliar su vivienda, pero, tras realizar las obras, hubo que rebajar parte de la altura del inmueble.

En concreto, el auto del TSJA declaraba nulo el acuerdo tomado en junta de gobierno local del Consistorio el 7 de octubre de 2014, cuando se decidió desistir de ejecutar la obra de rebaja de la planta superior de la construcción, que había sido ordenada por una sentencia judicial previa.

El Consistorio había intentado en cuatro ocasiones que la familia abandonase voluntariamente la vivienda antes de que accediera a hacerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine