La gestión del patrimonio arquitectónico

Langreo planea aplicar una exención fiscal para rehabilitar edificios protegidos

El Ayuntamiento también estudia permitir a los propietarios de los inmuebles deteriorados que acometan los trabajos de reparación por fases

13.10.2015 | 03:24
Uno de los inmuebles de Sama incluidos en el plan de fachadas financiado con fondos mineros.

El Ayuntamiento de Langreo estudia aplicar exenciones fiscales a los propietarios de los edificios que estén deteriorados y cuenten con algún tipo de protección patrimonial. En la actualidad hay unos cuarenta edificios catalogados en el concejo, según el listado elaborado para la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Muchos de ellos precisan una reparación que, en ocasiones, los propietarios evitan acometer por los costes que pueden generarles. La intención del Consistorio es facilitar que asuman esa decisión. Entre las medidas que se barajan están las exenciones fiscales, aunque también se estudian otras posibilidades como realizar los proyectos de rehabilitación por fases.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Langreo, Jonatan López, expuso que la medida está todavía en fase de estudio. Uno de los criterios es el rango que tendrían y a qué edificios podría afectar. "Lo que queremos es flexibilizar la normativa de alguna manera para que los propietarios tengan un estímulo a la hora de afrontar las rehabilitaciones. Lo que nos hemos encontrado es que algunos prefieren no hacer ninguna intervención en el inmueble para que se acabe cayendo", argumentó López.

El edil langreano expuso que los beneficios fiscales forman parte de las ideas que se han puesto sobre la mesa: "Habría que ver si son exenciones parciales sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o sobre las licencias de obras de reforma. La idea es que no sean totales porque el hecho de tener que seguir tributando, aunque sea una parte mínima también serviría como elemento de control".

Obra

En los planes del Ayuntamiento también figura la posibilidad de permitir a los propietarios que afronten la rehabilitación de sus edificios por fases. "Si los dueños de los inmuebles pueden ejecutar las obras de reforma por tramos, en tres o cuatro años, pueden verse más inclinados a hacerlo. Por ejemplo, podría arreglar la fachada en un primer momento y posteriormente acometer las reparaciones que tengan que hacer dentro del edificio", argumentó López, para añadir a continuación: "Los propietarios suelen ser particulares, no empresas. Pueden tener un nivel limitado de ingresos que les impide asumir gastos elevados de golpe. Otro de los cauces que se están explorando es la posibilidad de que otras administraciones, como el Principado, contribuyan con recursos a poner en marcha algún plan de rehabilitación en la zona urbana, tal y como planteó el Alcalde al presidente del Gobierno regional en la reunión que mantuvieron hace unos días".

En los últimos años se acometieron en Langreo planes de recuperación de fachadas con cargo a los proyectos municipales de los fondos mineros, una inversión que alcanzó un montante global próximo a los dos millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine