Lne.es »

Los embalses ganan el 30 por ciento de agua en las dos últimas semanas

El deshielo de la nevada de finales de noviembre permite al complejo de Tanes-Rioseco y al pantano de los Alfilorios recuperar su capacidad

06.12.2015 | 04:34
El complejo de embalses de Tanes-Rioseco.

Una semana de lluvias, un par de días nevando, con su posterior deshielo con la subida de las temperaturas, y los pantanos vuelven a estar en unos niveles más que aceptables antes de que empiece el invierno, la época de "recarga" de las reservas hídricas en Asturias. Si hace apenas quince días los embalses de Tanes, Rioseco y Alfilorios se encontraban un poco por debajo 50 por ciento de su capacidad, a principios de esta semana, según los datos que facilita la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, estaban ya al 79,5%. En dos semanas, el agua embalsada en las comarcas mnineras ha aumentado en 30 puntos.

Donde más se ha notado la subida ha sido en el complejo que forman los embalses de Tanes y Rioseco. Se encontraban al 52,5% de su capacidad, y ahora el nivel del agua almacenada es del 85,9 por ciento. Por su parte, Alfilorios, en Morcín, también se ha recargado, pero no de forma tan contundente. Estaba al 44,82 por ciento, y ahora se encuentra en el 50,14. Teniendo en cuenta la capacidad de estos embalses, la media total de su capacidad es del 79,5%. Tanes y Rioseco almacenan 32,26 de los 37,55 hectómetros cúbicos de agua que pueden llevar, mientras que Alfilorios tiene 4,09 de sus 8,16 hectómetros cúbicos.

El complejo de Tanes y Rioseco es el principal almacén de agua potable de Asturias. Cadasa (Consorcio para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento en el Principado de Asturias) distribuye su contenido por toda la zona centro de Asturias, incluyendo las grandes ciudades. Por su parte, Alfilorios es el principal abastecedor de Oviedo.

Ya el año pasado se produjo una situación similar. Partiendo desde un nivel de agua aún más bajo (el 42% a mediados de noviembre), en apenas un mes los embalses se llenaron hasta el 85%. Un proceso que se produce gracias a la intensificación de las lluvias que suele producirse en estas épocas, que se suman a unas primeras nevadas que no suelen cuajar del todo, y cuyo agua acaba en los arroyos y ríos que desembocan en estos pantanos. En 2013, sin embargo, la situación fue distinta. En diciembre los embalses estaban tan sólo al 57%, la cifra más baja en esa época del año en la última década.

De mantenerse la tendencia actual, las reservas de agua de Asturias parecen estar garantizadas para los próximos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine