San Martín elabora un censo de casas vacías, que pagan más IBI

El Consistorio comprueba los consumos de electricidad y agua de las viviendas antes de abrir el plazo de alegaciones

10.02.2016 | 04:21
Una vista general de El Entrego.

El censo de viviendas desocupadas del concejo de San Martín del Rey Aurelio ya está en marcha. Los técnicos municipales han iniciado el trabajo para confeccionar la lista de casas que están vacías permanentemente cuyos propietarios deberán hacer frente a un recargo del 30% en el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) en virtud del acuerdo alcanzado el pasado año por el ejecutivo municipal, del PSOE, con Somos, para aprobar la revisión de los tributos municipales, que se incrementaron un 2,5%.

Para elaborar este censo se comprobarán los consumos de agua y electricidad de los hogares. Una vez finalizado, aseguró el Alcalde, Enrique Fernández, "se abrirá una fase de alegaciones" para que los vecinos puedan exponer sus argumentos. "Nos aseguraremos de que el sistema es garantista", comentó el regidor. Fernández indicó que por el momento no existe ningún plazo establecido para concluir el censo y comenzar a cobrar a los propietarios de las viviendas desocupadas ese recargo en el IBI.

Esta medida tiene como objetivo "dar movilidad al parque de viviendas vacías", aseguró el Alcalde. La revisión de los impuestos y las tasas municipales incorporó la bonificación de un 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles a aquellas empresas que se asienten en dependencias de propiedad municipal en los que se desarrollen actividades económicas de especial interés, como es el caso del edificio TIC del pozo Entrego. El PSOE apostó inicialmente por aplicar un 95% de reducción en estos casos pero en el transcurso de la negociación que emprendió con Somos el porcentaje disminuyó.

Además, los comerciantes del concejo pagan este año una tasa más reducida por el consumo de agua y por la recogida de basura y el alcantarillado, que se equiparó a la de los domicilios. Esta modificación supondrá un ahorro de alrededor de 16 euros al trimestre en las facturas. El Ayuntamiento creó también una ordenanza fiscal de prestación del servicio de teleasistencia domiciliaria.

También se empieza a cobrar del IBI a la Iglesia y otras confesiones religiosas por dependencias que no estén destinadas al culto o a labores sociales o asistenciales. Esta medida supondrá, según los cálculos municipales, una recaudación "que no pasará de los 3.000 euros anuales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine