Lne.es » Nueva Quintana
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
Apuntes etnográficos de Quirós

Cuadras, viejas construcciones condenadas al olvido

Un estudio intenta documentar las edificaciones ganaderas del concejo

 
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Caseta en L.lendeneva, Fresneo.
Caseta en L.lendeneva, Fresneo. roberto f. osorio
 MULTIMEDIA

ROBERTO F. OSORIO Hoy en día el tener un piso es una cadena que nos une a una entidad bancaria durante décadas. En otros tiempos y en el campo asturiano las cadenas las ponían las fincas, ganados y cuadras a las que aspiraba la mayor parte de la población de Asturias. Entonces Asturias era rural y el campo tenía un valor económico y vital para miles de ganaderos y agricultores. La Asociación Campu Faya y el Centro de Estudios Quirosanos están realizando un informe sobre este tipo de construcciones orientado a conservar en documentos y fotografías las peculiaridades de estas construcciones ganaderas dentro del concejo de Quirós.

Hubo un tiempo en el que construir o tener cuadras o establos era un signo de riqueza, de estatus, de poder económico. Cuantas más tuvieras más vacas podías poseer, más hierba podías meter o más fincas tenias. Eran un símbolo de la economía ganadera y rural. Ahora constituye una señal más de abandono del mundo rural.

En muchos lugares las casas eran muy pobres, pequeñas, tenían todos los inconvenientes. El escaso dinero era empleado en comprar fincas, ganados o construir establos. Si levantabas una de estas construcciones ganaderas suponía la posesión de ganados para meter en ellas o la tenencia de prados con entidad que pudieran acoger la hierba seca para alimentar las reses. La importancia de una cuadra se demuestra en que se le llama «casa» así la Casa Nueva o la Casa de Arria en Bueida o la casa la Mostachal o de cualquier otra finca. El «establo nuevu» da nombre a un grupo de casas en el pueblo de Fresneo de Cortes.

La cuadra era un lugar de trabajo, de mucho trabajo, pero también era lugar de alegría. Incontables «fiestas de novios» o romerías de domingo se hacían en las cuadras. Cuantas parejas intimaron en el establo o en el pajar. La pandereta, la gaita y el tambor animaron esas construcciones muchos días al año. Muchas de las llamadas «fiestas de novios», romería después de una boda tenían por escenario el establo. Se limpiaban a conciencia y con unos candiles de esquisto o carburo como única iluminación servían de pista de baile. En Ricao en la mayor cuadra del pueblo, «el istablón», se llegaron a representar funciones de teatro, antes de la Guerra Civil.

Funcionaron como dormitorios de los vaqueros en muchos meses del año. Cuando no había cabaña se dormía en el pajar, a veces se juntaban varios vaqueros con fincas cercanas en la misma cuadra para pernoctar. Los mozos que iban a las fiestas de otros pueblos pernoctaban también en ellas. Después de la Guerra Civil sirvieron de refugio a muchos de los «fugaos» del monte, algunos fueron sorprendidos en ellas y abatidos o capturados.

Hacer una cuadra necesitaba de la conjunción de varios artesanos. Los canteros, que realizaban el mayor trabajo. Los serradores, que preparaban la madera de toda la construcción. Los arrieros, para transportar la piedra y la madera hasta el lugar. Teniendo en cuenta que el contratista de la obra, el paisano que la pagaba, trabajaba sin descanso ayudando a unos y otros. La solidaridad vecinal está muy presente en la construcción de una cuadra. Para preparar el solar los vecinos se ayudaban, pero sobre todo para colocar la madera o el tejado donde se requería mayor esfuerzo humano todo el pueblo, con pocas excepciones, unía sus fuerzas logrando terminar un tejado en un solo día.

Todas las cuadras no son iguales. Su aspecto exterior no es homogéneo. Todo dependía del lugar de ubicación, la dirección del viento suponía variar la colocación de la puerta o del bocarón. Las características de la finca también afectaban a la situación de esos elementos. Las hay que tienen un portal delantero, otras tienen una cabaña anexa o un tendejón. La costumbre de antes era construir la cuadra en el lugar más alto del prado. Los paisanos de antes tenían la creencia de que la hierba se podía subir hasta el pajar, pero el estiércol, más pesado, era mejor distribuirlo desde «lo cimero» de la finca al resto de ella.

Los tejados son normalmente a dos aguas, pero hay construcciones con tres, «el aguilón». La teja era de tipo árabe hecha en las tejeras de los pueblos.

En cuanto a la madera usada solía ser de roble o haya. El tejado llevaba madera de roble, pues es más resistente y dura. Mientras que el treme o separación entre pajar y establo o estancia del ganado era de haya, que resultaba más ligera y fácil de encontrar hayas rectas que se partían longitudinalmente.

Usualmente el tejado se formaba partiendo de una viga de armar, pero hay tejados con dos por su longitud. Este tipo de vigas son la base del resto del entramado. Están apoyadas en las paredes y ocupan el ancho del edificio. Evitan que las paredes se abran y sobre ellas se apoya el cumal. Ésta es la viga de la que parten los dos lados del tejado. Luego están cabrios, tercias, ripias, sobremurios. También se usan tijeras y peruchos.

Normalmente cuentan con una sola puerta por donde pudiera entrar el ganado. En el Castro (L.lindes) por la puerta podía salir una pareja de vacas «xunias» con el xugo, eso demuestra las grandes dimensiones de dicho edificio, ahora en ruinas. Cuentan con otra abertura para permitir meter la hierba seca en el pajar, «el bocarón o bocareiru».

Algún establo compartido tiene hasta tres de estas ventanas como el del Robleo (Ricao). Como nota singular, el tejado de una cuadra cuenta con orejas y narices. La última «ripia» o pieza de madera más exterior de un tejado, la bistechera, se llama «orel.leiru» y una hendiduras que hacían en las maderas para arrastrarlas se llaman narices.

Las cuadras, todo un mundo de singularidades. En Carraguao, zona baja del concejo de Quirós, se les llama «casetas» si se encuentran fuera del pueblo, a las construcciones «urbanas» se las llama como en el resto del concejo. Esta denominación se debe a su tamaño. Mientras en la zona sur del concejo la mayor parte de estos inmuebles son de grandes dimensiones con capacidad para más de una docena de animales, en la zona aludida la capacidad se reduce bastante. Algunos pueblos quirosanos cambian el nombre a las zonas del establo, así en Tene la canal del centro del establo se la llama «caldera», mientras que el resto de pueblos la llama «canal». En Teverga se denominan «cortes» a los establos.

Hay cuadras guapas y feas, las hay bien construidas y otras con mala piedra. Grandes y más pequeñas, más o menos retrigas. La mayor parte de las cuadras del concejo, «las nuevas» como dicen los paisanos, son de los años cuarenta o cincuenta, la viejas igual tienen varios siglos.

Ahora están tapadas de espinos, con sus tejados hundidos o llenos de goteras, sirven de cobijos a «coruxas» y otros animales. Las que están fuera de los pueblos, la mayoría, se encuentran en mal estado, caídas salvo excepciones. En un par de décadas habrán doblado sus cumales ante el peso del abandono, del tiempo, del agua y del olvido.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad