La Nueva España

Arte de nueva expresión en Asturias

La muestra colectiva «Migraciones pictóricas» recorre los avatares del quehacer artístico contemporáneo a través de la obra de nueve artistas de la región

11.05.2010 | 10:03
«At land (homenaje a Maya Deren)», obra de Jaime Rodríguez que forma parte de la exposición colectiva de artistas asturianos instalada en la sala del Banco Herrero.
«At land (homenaje a Maya Deren)», obra de Jaime Rodríguez que forma parte de la exposición colectiva de artistas asturianos instalada en la sala del Banco Herrero.

La pintura cuenta con un proceso conocido en la historia desde tiempos remotos que pasa por profundos cambios en las diferentes etapas. Los contextos cambian y, por tanto, los significados. En los inicios del siglo XX algunas de las vanguardias como el Dadá y el Futurismo optaron por enfrentarse con los géneros artísticos consolidados como la pintura abriendo el filón de la performance, el arte de acción y los conceptualismos.


La exposición «Migraciones pictóricas» -que se clausura el domingo próximo- parte en el plano teórico de los avatares más recientes, del auge del siglo XIX para ponerse en el plano de la actualidad y el papel de la pintura en el siglo XXI. Esta técnica, que conocería el doble juego de la competencia, pero también la complicidad «pictórica» de la fotografía y sus inicios, merece la atención del comisario Jaime Luis Martín, muy interesado en estas peculiaridades de lo que convierte o no en actual esta técnica y lo que la salva de caer en la repetición virtuosista obsoleta. Así, realiza un recorrido teórico muy esmerado por los avatares de la pintura en el siglo XX a partir de los años 60 sobre todo, con detenimiento en las circunstancias en España y de Asturias en concreto, de las artes y la eclosión de la pintura en diferentes y posteriores momentos. La selección llevada a cabo desde el prisma que justifica el planteamiento teórico, migraciones de la pintura, desplazamientos hacia terrenos y enfoques muy influidos o directamente inmersos en nuevas tecnologías y la pertinencia de nuevos contextos donde los mismos iconos adquieren otros significados, cuenta con un elenco muy destacado de artistas asturianos de hoy. Como todo lo actual en esta época globalizada, conjugan cada uno a su manera las tensiones entre lo que subjetivamente les importa dentro de diferentes modos de hacer y en contadas ocasiones, con referentes a cuestiones que tienen por marco Asturias. Destaca el que varias de las obras se han producido específicamente para esta exposición, lo que de por sí eleva el interés de una muestra colectiva en la que merece la pena cada una de las aportaciones y artistas presentes elegidos entre el abierto marco del arte actual asturiano.


El elemento luz, presente en la «vieja» modernidad desde aquel lienzo que pintó Giacomo Balla con el título de «La farola» y el significativo subtítulo «Estudio de la luz» (1909; MOMA, Nueva York), cuando la orientación del arte futurista desplazaba su atención hacia la maquinaria moderna y las nuevas tecnologías del auto, los montajes industriales y el urbanismo visionario, se convierte en hilo conductor de una parte importante de la selección de las obras. Pablo Armesto con aportaciones de la serie «líneas de luz», con el uso de fibra óptica y resina de poliéster, aluminio lacado y neones. Carlos Coronas, con Light Works números 31 y 29, con tubos de neón y argón, vinilo, soportes, cable de acero, cable eléctrico y transformador. Alicia Jiménez utiliza un circuito fotovoltaico en Circuito abierto. Estudio sobre la experiencia estética y la función del espectador. El hecho de utilizar soportes tecnológicos para las obras no significa eliminar el peso de la temática narrativa, sólo que estas argumentaciones, cuando las hay, son interactivas, obligan a sumergirse en ellas y poner de parte del público su capacidad de percepción e interacción. Sandra Paula Fernández se interesa por esa función de los nuevos soportes al utilizar malla metálica, tubo luminoso flexible y un circuito secuenciador, que induce a la reflexión icónica entre lo actual y la historia del arte reciente al modo que lo hacía el pop-art, con las obras «Manneken Duchamp» y «Castañazo en los Alpes», donde utiliza leds de colores combinados sobre fondo negro.


Pasa a la página siguiente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine