La Roda, sobre ruedas

El tío del piloto de Fórmula 3 Bruno Méndez ha construido una carrilana con la que aspira al podio en Seares

14.05.2008 | 00:00
Bruno Méndez, en la plaza delantera, y Alejandro Méndez. Bruno Méndez, en la plaza delantera, y Alejandro Méndez.

La Roda (Tapia),

Jorge JARDÓN


Alejandro Méndez, vecino de La Roda, en Tapia, ha fabricado en su taller de carpintería una carrilana preparada para superar su tercera posición del pasado año en la carrera de carrilanas de Seares (Castropol), lo que es tanto como decir que apunta a una de las dos primeras posiciones. El hecho de que la prueba sea puntuable para el Campeonato de España podría ser una de las razones que le han llevado a construir un fórmula biplaza en el que ha empleado hasta trece clases distintas de madera. Y, si bien la mayor parte está hecha a base de pino de Oregón y eucalipto laminado, cuenta también con castaño en el chasis, palo rojo en los espejos y caoba en los reposacabezas.


Una chapa en la delantera lleva grabado el nombre de «pirata» en homenaje a su sobrino Bruno Méndez, quien actualmente ocupa la segunda posición en el Campeonato de Fórmula 3 y es conocido en las carreras por dicho sobrenombre.


Ambas cosas fueron determinantes para hacer una carrilana, que sería apropiado destinar a una vitrina como pieza de exhibición y no para arrastrarla y deshacerla por los caminos de Seares.


Alejandro Méndez calcula haber invertido quinientas horas en la carrilana, correspondientes a los ratos libres que le deja su actividad. Un arduo trabajo que no sorprende teniendo en cuenta que dispone de dirección mecanizada en madera, así como también en el sistema de freno. Otras características de la carrilana son las ruedas de madera con una banda de rodadura de goma; los espejos regulables; el volante extraíble y el velocímetro. Ya ha podido comprobar que la carrilana alcanza los 90 kilómetros por hora, si bien espera que en las bajadas llegue hasta los 130, porque es la velocidad para la que está preparada.


Sostiene Alejandro Méndez que fueron el sistema de frenos y la dirección lo más complicado de su trabajo. En cuanto a las maderas, al margen del eucalipto y del pino de Oregón, ha tenido que recurrir a diversas maderas exóticas, cada una adecuada a una función: teka, mongoy, tatajuba, ipe, bubinga, guayacán, sapeli y elondo.


Alejando Méndez, que ha sido campeón de Asturias en karts, se muestra convencido de las posibilidades de su carrilana a la hora de competir en los 1.200 metros de la bajada de Seares, que se ha convertido en pocos años en la principal cita española en la competición de carrilanas.


Viendo la que construyó Alejandro Méndez puede decirse eso de que genio y figura hasta la sepultura, ya que la familia entera vibra y participa activamente en todo aquello que se refiere al mundo del motor.

noticias de La Nueva EspañaMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Nueva España