LA LIGA
Adolfo García
Presidente de la Cofradía de Pescadores de Puerto de Vega (Navia)  

«Comercializaremos en breve el oricio que se recoge en Aguiño, La Coruña»

«Nos vimos obligados a reducir la plantilla; el subastador es una pérdida importante, pero nadie es imprescindible»

 18:32  
«Comercializaremos en breve el oricio  que se recoge en Aguiño, La Coruña»
«Comercializaremos en breve el oricio que se recoge en Aguiño, La Coruña»  

POR ANA M. SERRANO, PUERTO DE VEGA (NAVIA) Adolfo García (Oviedo, 1981) sabe muy bien lo que es superar un periodo de crisis, una etapa mala de esas con las que la vida sorprende en el momento menos esperado. El ahora patrón mayor de la Cofradía Nuestra Señora de La Atalaya de Puerto de Vega sufrió un mes antes de tomar las riendas de la institución un grave accidente en su barco. Salió vivo, pero no ileso. Todavía está en fase de recuperación, pero eso no es un impedimento para seguir adelante y pensar en el futuro del sector pesquero y en las estrategias que la cofradía y los marineros tendrán que diseñar para salir de este periodo de crisis e incertidumbre lo menos perjudicados posible.

-La cofradía ha reducido su plantilla. Son malos tiempos.

-Atraviesa momentos difíciles, como otras muchas cofradías de Asturias, pero estamos aquí para solucionar los problemas y seguir adelante.

-¿Cómo?

-Hemos pedido un crédito de 230.000 euros, que es la deuda que tienen los compradores que no pagan a la cofradía. Por otra parte, nos hemos centrado en buscar nuevas expectativas de venta. Queremos comercializar el oricio que se recoge en Aguiño (A Coruña), donde la cofradía es muy activa. En el centro de Asturias el oricio tiene una comercialización excelente, que no tiene en esta zona de Galicia. La venta la pondremos en marcha en breve.

-¿Qué nuevas medidas ha puesto en marcha la cofradía?

-Tenemos un modelo de aval más agresivo para que no quede un vacío legal y evitar situciones que dejan a la cofradía sin respuesta, como lo que nos ocurrió ahora con estos cuatro compradores morosos. Ellos tenían unos avales, pero la fórmula era antigua. Ahora, si una empresa compra todos los días pescado tiene que tener un aval por factura, no por toda la cantidad. Eso garantiza el cobro a la cofradía.

-¿Cómo afecta esta crisis a la pesca?

-La situación del día a día es complicada por los bajos precios, por las campañas tan malas. La del percebe fue pésima, no sólo por las ventas, también por las malas condiciones meteorológicas. Además, las cupos no nos ayudan.

-Suponen un freno.

-Nos limitan mucho y dejan a muchos armadores sin respuesta en el mercado. Con esta situación, de la Unión Europea esperamos poco; y de los gobiernos nacional y regional, veremos.

-¿No se sienten respaldados por la administración?

-Las ayudas son flojas porque la crisis es muy grande. Nos afecta a todos y entendemos que también a las instituciones públicas, que han limitado las inversiones. Este año y el que viene será crucial. No sabemos cómo pueden evolucionar las ventas, pero sin ayudas la situación empeorará.

-La cofradía vecina, Nuestra Señora del Rosario de Luarca, intenta recuperar la venta del percebe. ¿Cómo se ve desde Puerto de Vega, con gran tradición en la compraventa de esta molusco, esta apuesta?

-Los mejores perceberos son de aquí y seguirán vendiendo aquí. No tenemos dudas. Es difícil que Luarca nos quite a los perceberos y a los compradores. Para Puerto de Vega no es bueno competir con Luarca.

-En el Occidente asturiano hay tradición pesquera y puertos clave para el sector. ¿Qué espera usted de la actividad en esta comarca?

-La pesca va a menos. La gente joven no se implica y lo curioso es que en el mar hay trabajo. Tenemos a mucha gente de fuera de España trabajando con nosotros, pero los asturianos, la gente del Norte con costa y residente en zonas con tradición pesquera, no quiere estos trabajos. Además, en la actualidad piden muchos requisitos para poder iniciarse en esta actividad y eso supone un freno para muchos. Tal vez se necesiten un año o dos para hacer los cursillos y tener todos los papeles a punto. A mi juicio, demasiado trámite.

-Sin embargo, en la Cofradía de Puerto de Vega reducen la plantilla.

-Tenemos menos ventas que el año pasado y nos vimos obligados a adecuar la plantilla al presente. César Iglesias, la persona que se encargaba de las subastas, fue una pérdida importante, pero no hay nadie imprescindible. Lo más importante es que la cofradía tenga materia prima para comercializar.

-En los concejos vecinos, Cudillero y Valdés, dicen que no hay ni materia prima.

-Hay años buenos y malos. Esto es un ciclo. La mar te da y te quita, ¿no?

-En octubre sufrió un grave accidente en la costa de Frexulfe, cerca de casa. ¿Recuperado?

-El susto sigue ahí. Pero prefiero no hablar de eso.

-Confesó que no volvería al mar.

-No lo sé todavía.

-Ahora, sin embargo, se le ve plenamente implicado en la cofradía.

-Sí. Es un reto y lo afronto con muchas ganas. Y además aquí, pescadores y armadores estamos muy unidos y eso es fundamental para la buena marcha de la entidad.

-En la Cofradía de Luarca ha habido muchos desencuentros en los últimos años.

-Eso es lo que tratamos de evitar en Puerto de Vega. Enfrentarnos entre nosotros no tendría ningún sentido. Queremos seguir unidos y la junta de armadores y la directiva trabajamos juntos, con el mismo objetivo y la misma dirección. En la Cofradía de Puerto de Vega hacemos las previsiones económicas contando con la actividad de nuestras embarcaciones. Aquí la gente vende el material en esta lonja y eso es una forma de apoyarla. No pasa en todas las cofradías.

-El Ayuntamiento de Navia siempre ha mostrado especial interés por la Cofradía de Puerto de Vega.

-El alcalde, Ignacio García Palacios, se preocupa mucho por esta institución y estamos muy agradecidos por ello. Sabemos que ahora tiene poco margen de maniobra para invertir, pero siempre nos llama y nos pregunta qué tal estamos. Nos sentimos respaldados.

Perfil
Amante de los animales

Adolfo García tiene una mascota, «Bruma», una perra de aguas de la que no se separa. «Puede ir conmigo hasta a buscar percebes», confiesa este marinero amante de los animales que nació en Oviedo pero se crió y vive al lado del mar, en Puerto de Vega. Se decantó por este oficio porque le gustaba y con menos de treinta años ya pilotaba su propia embarcación. El pasado octubre sufrió un accidente grave que cambió su vida. Todavía se investiga el motivo por el que el motor de la nave «La Polar» dejó de funcionar una fría madrugada de otoño, provocando que la embarcación varara frente a la costa de Frexulfe. Él resultó ser el herido grave de aquel accidente, pero se recuperó pronto. A Adolfo García le gusta pasear y recorrer Puerto de Vega. En esos largos paseos son muchos los que interrumpen su silencio. Es una persona querida y que atiende las preguntas de los suyos, esté donde esté. Son los de su gremio, su otra familia.

  HEMEROTECA

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE FriendFeeed LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya