24 de abril de 2012
24.04.2012
Pólvora y carbón

Sin vergüenza

23.02.2012 | 18:58
Sin vergüenza

Es complicado creer en el futuro de cualquier tipo de sociedad cuando desaparece la vergüenza a cometer actos que cualquiera con dos dedos de frente consideraría bochornosos. No me estoy refiriendo a asuntos delictivos o inmorales, que, por descontado, son mucho más graves y llevan aparejadas, al menos en teoría, penas, multas y compensaciones. Me refiero a esa clase de actitudes que harían que tu madre te pegase una colleja. Y bien merecida. Ayer el viceconsejero de Recursos Autóctonos, Luis Peláez, citó a la prensa y a los pescadores en Villajur a las dos de la tarde. Eran las tres cuando se supo que estaba comiendo y que aún tardaría una hora más. Es un acto tan gratuitamente despreciable que sólo genera asombro, porque, sinceramente, el hecho de hacer esperar a alguien un par de horas porque sí no es que vaya a cambiar el mundo ni se asemeje a las tropelías que vemos a diario de nuestra clase política, pero demuestra una falta de vergüenza que sonroja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine