16 de mayo de 2012
16.05.2012

El parador de Corias se pone a punto

Los trabajos en el monasterio se centran en la fachada sur, y las habitaciones están prácticamente terminadas

16.03.2012 | 04:25

Corias (Cangas del Narcea),


Pepe RODRÍGUEZ


Los alrededores del monasterio de Corias (Cangas del Narcea), sobre todo en su fachada sur, son un ir y venir de trabajadores, de gente, de camiones y de carretillas. La gran grúa que preside el edificio carga y descarga palés. En el interior, los operarios apenas se oyen entre ellos por el ruido de la maquinaria trabajando; hormigoneras, taladros. Todo indica que, en efecto, las obras del parador de Corias siguen adelante.


Y no es algo menor, porque los cangueses tienen la vista puesta en esta obra, llamada a relanzar el sector turístico del concejo y el resto de la comarca, así como beneficiar indirectamente al tejido económico de la zona. El Ministro de Industria, José Manuel Soria, ha advertido, no obstante, de que el ritmo de los trabajos se tendrá que ajustar al dinero que pueda destinarse en los presupuestos. La obra ya presupuestada sigue adelante; los remates y mobiliario, está por ver. Así, la previsión de abrir el edificio a principios del próximo año se mantiene, si bien Industria no la confirma. No obstante, estos días la reforma sigue adelante y, pese a los retrasos de los últimos años, va bastante avanzada.


Las habitaciones de la parte superior están, en su mayor parte, terminadas, y los trabajos se centran en la fachada sur. Ésta es la más noble del edificio, y su planta baja aún tiene tajo por delante para estar presentada. Es la última parte que se ha podido arreglar porque los monjes benedictinos vivían ahí y, hasta que no se les construyó sus nuevas viviendas, los trabajos se centraron en la parte norte del impresionante monasterio milenario.


A decir de fuentes cercanas a la dirección de obra, no tiene ningún sentido esperar que se ralenticen los trabajos de la construcción civil ahora mismo. No queda mucho para que el trabajo esté terminado y, en caso de no poder cumplirse los plazos, las empresas implicadas ya tendrían que haber sido avisadas, algo que no ha sucedido. Por lo que se espera que para el verano haya concluido la parte del trabajo de construcción y, partir de ahí sólo quedará el amueblado del edificio y la dotación de servicios y empleados para abrir el parador. Es en esta última parte donde se pueden producir los retrasos que hagan que el parador de Corias no esté abierto en el primer trimestre del año 2013, que es la última fecha oficial de apertura puesta encima de la mesa por la administración de Paradores.


No obstante, la duda estará presente hasta que se presenten los presupuestos generales del Estado, que marcarán que tipo de recorte sufrirá una empresa como Paradores, que el año pasado presentó un déficit de más de 100 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine