El potencial turístico de la ruta jacobea 

Sólo el 10 por ciento de los peregrinos elige el trazado que pasa por Asturias

Un grupo de touroperadores de distintos países del norte de Europa destaca la hospitalidad y los pueblos con encanto del Noroccidente

17.05.2013 | 05:20
El grupo de touroperadores durante su visita a Puerto de Vega.
El grupo de touroperadores durante su visita a Puerto de Vega.

Asturias no es un destino clásico para el peregrino. Galicia recibe al año unos 300.000 (sin tener en cuenta a aquellos que no tienen la credencial, el «pasaporte» que se pide en los albergues), de los cuales se estima que sólo el 10 cierto pasa por Asturias. Distintos ayuntamientos de la región, en colaboración con las cámaras de comercio, asociaciones comerciales y turísticas y la plataforma digital «whereisasturias», tratan de dar un vuelco a estas cifras. Ayer, casi 40 touroperadores de otros países de Europa (Alemania, Andorra, Austria, Bélgica, Holanda, Hungría, Italia, República Checa y Reino Unido) iniciaron una visita por el Noroccidente, donde se encuentra el concejo con más trazado del camino de Santiago de la costa, Valdés. Empezaron por Navia, pero estos días recorrerán Coaña, Castropol, Cudillero, Vegadeo y el concejo valdesano, este último hoy mismo. «Asturias tiene muchos encantos que se desconocen. El camino de Santiago está ahí, no hace falta hacer nada, sólo promocionarlo», detalla Dolores Fernández, de la plataforma digital.

Los touroperadores visitan lugares estratégicos del Principado, zonas por las que pasa la ruta y que añaden un «plus» a la magia del viaje del peregrino. «Es llamativo que se haya perdido la peregrinación que fomentó Alfonso II», explica el alcalde naviego, Ignacio García Palacios. Asturias fue, además, un lugar crucial para los peregrinos que accedían en barco cuando era la única tierra de España con puerto sin conquistar. «Todo eso se ha perdido», añade Fernández.

Cuestiones de la historia o del devenir de las regiones, hoy en día las cifras son mucho más ventajosas para otras comunidades, como Cantabria. El peregrino opta por hacer otras rutas, en detrimento del camino de la costa, o por adentrarse en otras comunidades. «La ruta de la costa es más difícil, pero tiene otros encantos», indica Fernández. Y esos encantos los encontraron ayer los touroperadores, empresas privadas que tienen la posibilidad de promocionar esta apuesta a través de sus productos.

Robert Bastus, uno de los touroperadores participantes en esta visita, es de Andorra. «Lo más agradable es el trato de la gente, la hospitalidad, el carácter cercano de los asturianos. No se debería perder ese gran patrimonio», dice. Laura Kuhta, de Italia, cree que Asturias «tiene rincones preciosos por todas partes. Cada pueblo tiene su encanto y no todo está centralizado en una ciudad o una gran villa, eso es realmente llamativo para el peregrino». Kuhta, como otros compañeros, conoce por primera vez Asturias con este viaje, que se acaba el próximo lunes y que trata de mostrar los concejos por los que discurre el camino jacobeo de la costa.

Miguel Reguero, de Costas Galicia, asegura que los beneficios que deja el peregrino en la comunidad autónoma gallega son «incalculables». Con proyectos como el que se desarrolla estos días en Asturias se intenta dar promoción a la comunidad vecina, tener más propuestas para el peregrino y, a la larga, favorecer económicamente el territorio. «El peregrino es una persona aventurera y le gusta disfrutar de estos paisajes únicos. Una oportunidad para el sector turístico en plena crisis», destaca Reguero.

Los resultados de la esta promoción turística no se conocerán hasta dentro de unos meses. Entre tanto, las asociaciones locales vinculadas a la ruta jacobea exigen más mantenimiento en algunos tramos y crear más albergues o más plazas en los actuales y profesionalizar su gestión. Como ejemplo, destacan Galicia. En Asturias, algunos albergues municipales todavía dependen de la voluntad de los vecinos.

Dolores Fernández cree que la profesionalización es positiva para el sector turístico. El peregrino es, además, un turista «de calidad». «Es respetuoso con el medio ambiente, amante de la cultura, la naturaleza y la gastronomía, y generalmente repite». La organización del viaje también subraya que el peregrino de otras partes de España y de Europa no depende de conexiones aéreas, ayuda a desestacionalizar el turismo (no se centra sólo en el verano) y no busca siempre condiciones meteorológicas favorables.

En la iniciativa de promoción han colaborado los ayuntamientos de Llanes, Ribadesella, Caravia, Gijón, Avilés, Pravia, Cudillero, Valdés, Navia, Coañaa, El Franco, Tapia de Casariego, Castropol y Vegadeo, además del Principado.

Los touroperadores continúan hoy su visita por el Noroccidente en Valdés, el concejo con más recorrido del Camino de Santiago. Está previsto que conozcan Luarca y otros lugares de interés del municipio. El viaje también ha contribuido a promocionar el castro de Coaña, uno de los yacimientos más importantes del norte de España, y la ría del Eo, por la que el grupo ha navegado. Hoy realizarán un viaje por mar entre Cudillero y Valdés. En Puerto de Vega los touroperadores conocieron la lonja, una de las importantes para la venta del percebe, un preciado crustáceo que aparecen degustando en la imagen de la derecha.

Enlaces recomendados: Premios Cine