Un proyecto para recuperar edificios singulares de la comarca

Paisajes de Asturias inicia la consolidación de las Torres de Donlebún, en Barres

Los trabajos, que durarán un año, se centran en asegurar la estructura y la cubierta del inmueble, del siglo XVI

06.11.2013 | 01:30
A la izquierda, detalle de una de las torres de Barres y, a la derecha, trabajos de restauración en el palacio de Trenor.
A la izquierda, detalle de una de las torres de Barres y, a la derecha, trabajos de restauración en el palacio de Trenor.

Las obras en las Torres de Donlebún, en Barres, ya son una realidad. El portavoz de la empresa Paisajes de Asturias, firma dedicada a la compra y rehabilitación de inmuebles singulares en la costa asturgalaica y propietaria del edificio, ha confirmado el inicio de los trabajos encaminados a consolidar la estructura de este palacio construido entre los siglos XVI y XVIII que está declarado bien de interés cultural (BIC) desde 1982.

Los propietarios tienen licencia para consolidar la estructura y la cubierta de este edificio, que amenazaba ruina. La empresa confía en que los trabajos, que comenzaron hace un mes, se prolonguen durante al menos un año. Las obras, a pleno rendimiento, corren a cargo de la firma castropolense Construcciones Trío, que también se encarga de la reforma del palacio de Trenor. La intervención en el palacio ya es visible, ya que la constructora ha procedido a limpiar los alrededores del edificio y a eliminar la maleza que ocultaba esta joya de la arquitectura comarcal.

De manera paralela al inicio de los trabajos de consolidación, Paisajes de Asturias ha presentado también ante la Dirección General de Patrimonio del Principado el anteproyecto global que permita la recuperación total del espacio con fines turísticos.

A pocos kilómetros de Barres, concretamente en el centro de Figueras, continúan los trabajos de consolidación del palacio de Trenor, que es un Bien de Interés Cultural desde 1993 y que fue adquirido por Paisajes de Asturias en 2010 (el proceso de compra se inició en 2008, pero se demoró dos años). En este caso la obra, centrada en el acondicionamiento de la estructura y la cubierta, está muy avanzada y los propietarios esperan que pueda estar ultimada en un plazo aproximado de entre cuatro y cinco meses. Además, aguardan el visto bueno de Patrimonio y de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) para comenzar con la rehabilitación integral del espacio, es decir, poner en marcha los trabajos en las dependencias interiores de este inmueble fundamental en la silueta de la villa figueirense de cara a su transformación en un hotel.

El palacio de Trenor fue el primer inmueble que adquirió esta firma, integrada por un grupo de inversores asturianos que han optado desde el principio por permanecer en el anonimato pero cuyo fin es recuperar edificios singulares y de indudable valor histórico. De los propietarios de la empresa sólo se sabe que son personas con raíces asturianas, con capacidad financiera y vinculadas a diversos sectores empresariales. El portavoz de la empresa defiende que su intención es una recuperación y restauración fiel de los edificios para salvarlos de la ruina. Desde el principio cuentan con el aval del Ayuntamiento de Castropol.

Tras la compra del palacio de Trenor en el año 2010, vinieron las adquisiciones en 2011 de las Torres de Donlebún en Figueras, el palacete Villa Excelsior en la capital valdesana y la Torre de los Moreno, en el centro de Ribadeo. Todos los edificios comparten un valor patrimonial elevado y un avanzado estado de deterioro, que en muchos casos sugería la ruina de no producirse una pronta intervención. En los cuatro casos el uso final apunta a fines turísticos, aunque el objetivo principal y más urgente en todos ellos ha sido actuar para frenar el deterioro.

Enlaces recomendados: Premios Cine