Clausura del Campeonato del Mundo en el suroccidente asturiano

Navelgas, oro en hospitalidad

Los bateadores se despiden de la localidad con elogios a la buena organización del concurso Finlandia, podio en tres de las categorías más relevantes; los españoles rozan el bronce

09.08.2015 | 05:41
Enfrentamiento de los equipos nacionales en el Mundial de bateo de oro de Navelgas, ayer.

Navelgas despidió ayer su semana del oro con un inmejorable sabor de boca. El presidente de la asociación de bateadores "Barciaecus", César Castaño, asegura que la sensación que le han transmitido los asistentes es de que "han estado en el mejor campeonato de la historia". Esta localidad tinetense acogió desde el pasado lunes su II Campeonato del Mundo de bateo de oro, con unos 500 participantes llegados de una veintena de países de todo el mundo.

El presidente de la asociación mundial de bateadores, Arturo Ramella, destacó en su discurso de clausura la hospitalidad de los vecinos de Navelgas y la buena organización del mundial. "Los voluntarios y el equipo de organización han trabajado muy bien en cooperación con el comité internacional de la asociación mundial haciendo una gestión perfecta de la competición", aseguró Ramella. Además, no solo destacó el buen desarrollo de la competición, sino "todo el entorno preparado para ella y las personas del pueblo que nos han recibido de una forma muy calurosa y siempre con una sonrisa".

En cuanto a la competición fueron los finlandeses los que se impusieron llevándose el título de campeones del mundo con su equipo nacional. A título individual, la campeona del mundo también proviene del país escandinavo, Pirjo Muotkajarui, que se mostró muy sorprendida por haber conseguido la medalla de oro. Otra de las categorías que se incluyen en la final del Mundial y que se fue para Finlandia es la de supercampeón del mundo, donde sólo tienen opción de participar las personas con oros en anteriores mundiales. En este caso, fue Antti Seppala, un curtido bateador, el que logró el codiciado primer puesto que repitió en la categoría de veteranos. El campeón masculino se fue a Alemania con Dirk Mehlhorn que se mostró orgulloso de haber ganado la prueba, la única final que tuvo que repetirse, "obteniendo en las dos ocasiones el mejor tiempo".

En cuanto a España, César Castaño aseguró que "se ha subido mucho el nivel respecto al anterior mundial". El equipo español se quedó a las puertas de la medalla con un cuarto puesto, mientras que en las finales de las categorías masculina y femenina se pudieron ver a tres representantes españoles en cada una de ellas. No obstante, entre los más jóvenes españoles se repartieron algunas medallas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine